El ministro de Hacienda y Finanzas, Pablo López, expuso el proyecto de Presupuesto bonaerense 2022 y la Ley Impositiva ante legisladores y legisladoras en el anexo de la Cámara Baja bonaerense, acompañado por el presidente de Diputados, Federico Otermin. 

López destacó que la reestructuración de la deuda con el 98% de los acreedores, "nos permite tener ahora un perfil de deuda compatible con las posibilidades de la Provincia”.

“Después de esta doble crisis (en referencia a la recesión durante el gobierno de Cambiemos y el impacto de la pandemia del coronavirus en la economía) estamos viendo una recuperación que se consolida”, señaló el ministro y aseguró que “la actividad económica está por encima de diciembre de 2019”.

El Presupuesto 2022, que ingresó este lunes a la Legislatura, proyecta gastos por un total de $ 3,1 billones de pesos, ingresos por 2.967 millones y, por ende, un déficit de casi $50 mil millones.

En tanto, López señaló que para 2022 habrá una necesidad de financiamiento de aproximadamente 210.000 millones. Para ello, la Provincia recurrirá a organismos multilaterales, al gobierno nacional e incluye un pedido de autorización para contraer deuda por algo más de 94.000 millones de pesos.

"Es un número que cuando uno lo compara con los recursos generados, es un número históricamente bajo el pedido de endeudamiento que se está planteando", analizó el funcionario.

Por otro lado, la iniciativa redactada por el equipo económico de la Provincia prevé un crecimiento anual de 4,5%, un 35% de inflación y una fuerte inversión en obra pública, tanto en infraestructura, como en viviendas, mejora de rutas y caminos rurales y reacondicionamiento de establecimientos educativos.

En concreto, se prevé una inversión en Transporte terrestre de $40.982 millones; $21.421 millones en Vivienda y Urbanismo; $ 418.451 millones en Agua potable, alcantarillado y desagües pluviales; $9.861 millones en Ecología y Saneamiento Ambiental; $7.599 millones en Energía, combustibles y minería; $6.842 millones en Suelo, riego, desagües y drenajes; y otros 17.003 millones de pesos en el resto de rubros de Infraestructura. "El proyecto da cuenta de un Estado que se pone al frente de la reactivación económica", destacó López. 

El ministro también remarcó que se trataba del primer Presupuesto con perspectiva de género, ya que incluye una partida de $74.731 millones (2,4% del presupuesto total) destinada a Infraestructura y servicios del cuidado; Salud, soberanía física y reproductiva; Asistencia y erradicación de la violencia por razones de género; Equidad en el Trabajo; y Programas de Asistencia Económica.   


En materia educativa, se estima una inversión de $35.333 millones en infraestructura escolar y tecnología, $11.000 millones para un Programa integral destinado a reforzar contenidos pendientes y trayectorias educativas, y $17.000 millones para la Escuela Provincia de Formación y Fortalecimiento de la Educación Superior. “Estamos recuperando el presupuesto educativo", remarcó el ministro.

En Seguridad se espera una partida de $47.233 millones para la formación policial de 20.000 nuevos agentes, la puesta en valor de 150 dependencias policiales, el fortalecimiento del equipamiento, para el Instituto Universitario Policial Juan Vucetich y el Fondo de Seguridad a municipios. 

En relación al área de Salud, la Provincia prevé una inversión de $63.169 millones en medicamentos, productos químicos, insumos y equipamiento sanitario.  Además, hay una partida de $8.790 millones para el mantemiento y la construcción de Centros de Atención Primaria. 

Por otro lado, el proyecto de Ley Impositiva 2022 continúa con la premisa de dotar de mayor progresividad a la estructura tributaria, evitando aumentar la carga sobre la mayor parte de la población bonaerense. Esta iniciativa plantea subas de los impuestos inmobiliario y automotor iguales o menores al 35% para la mayoría de los contribuyentes.  

Asimismo, esta legislación comprende beneficios sobre el impuesto a los Ingresos Brutos para pequeñas y medianas empresas dado que las considera el principal factor de generación de empleo.