Sebastián Walker era el secretario de Gobierno de la Municipalidad de Pila pero tuvo que reemplazar a su padre Gustavo Walker en la intendencia, luego de que este atravesara un serio problema de salud, del que todavía se está recuperando. El jefe comunal interino destacó que Pila fue uno de los pocos distritos en los que ganó el Frente de Todos en las elecciones PASO y aseguró que, pese al resultado de las primeras, el oficialismo puede dar vuelta los números en los comicios generales. 

En conversación con el programa En Boca de Todos de Diagonales Radio, Sebastián Walker defendió los cambios en los gabinetes de Alberto Fernández y Axel Kicillof. Sin embargo, destacó y agradeció el desempeño de Carlos Bianco, quien hasta mañana se desempeñará como jefe de Gabinete, y del todavía ministro de Infraestructura, Agustín Simone. 

Por otro lado, Walker minimizó la crisis política entre el presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Kirchner, y dijo que se trata de una diferencia de opiniones en el marco de un frente político como es el Frente de Todos. 



¿Cómo está en Pila en medio del clima electoral y el debate político tras las PASO?

-En Pila venimos profundizando este proyecto iniciado por el intendente Gustavo Walker en 2003, un proyecto que promueve el desarrollo y el crecimiento en el distrito. Una vez más, esta gestión ha salido victoriosa en las elecciones, incluso a nivel nacional los candidatos nacionales Victoria Tolosa Paz y Daniel Gollan, ganaron acá junto a los candidatos provinciales y locales. Desde el año 2003, nunca hemos perdido una elección ni siquiera una legislativa.

Resistiendo entonces al mapa amarillo de la Provincia que vimos después de las elecciones primarias

-Sí, acá ganamos en los tres niveles. Hay una gran articulación con el gobernador Axel Kicillof y con cada uno de los ministros a nivel nacional como Garbiel Katopodis y Juan Zabaleta, con quienes trabajamos de manera conjunta para generar y avanzar con obras públicas. Eso empieza a dar sus frutos y la sociedad empieza a salir de a poco de esta gran crisis económica y sanitaria. 

"La obra pública empieza a dar sus frutos y la sociedad empieza a salir de a poco de esta gran crisis económica y sanitaria"

Saliendo de Pila, ¿qué crees que pasó en las elecciones? ¿Por qué perdió el Frente de Todos?

-A nivel local, lo que pudo hacer esta gestión es demostrar que se está trabajando de forma mancomunada con Provincia y Nación. En este momento, tenemos un presupuesto local de 504 millones de pesos pero gracias a las gestiones con cada uno de los ministros provinciales y nacionales, Pila tiene un presupuesto total de casi 1.400 millones de pesos que hacen que sigamos creciendo. Además, ese dinero se queda en el distrito y luego se vuelca en los almacenes, supermercados, estaciones de servicio y comercios locales. Eso nos permitió salir victoriosos en el distrito.


¿Qué opina de los cambios en el Gabinete de Axel Kicillof?

La relación con Carlos Bianco era excelente, igual que con Agustín Simone. Fue un gusto trabajar con ellos, los trámites se realizaban de forma muy ágil y eso nos permitió mostrar el nivel de prestancia de la Provincia en Pila. Después estoy muy contento y alegre con la modificación de los cargos, porque tanto Martín (Insaurralde) como Leo (Leonardo Nardini) son dos personas de gestión que saben de las idiosincrasias de la administración municipal y no tengo ninguna duda que estos cambios van a renovar aires y traer nuevos proyectos e ideas a la gestión de nuestro gobernador.

"Los cambios en Provincia van a renovar aires y traer nuevos proyectos e ideas a la gestión de nuestro gobernador"

¿Cree que es posible dar vuelta la elección en noviembre en la provincia de Buenos Aires?

-Yo creo que se han tomado una serie de decisiones que van a hacer que se de un giro de 360 grados y que la ciudadanía vuelva a apoyar al Frente de Todos.

¿Cómo vivió las horas y días de tensión política entre el Presidente y la vicepresidenta, y finalmente, los cambios en el Gabinete?

-Se agrandó más la situación de lo que realmente es. El Frente de Todos es justamente un frente donde hay diferentes opiniones, pero lo que se hizo va a traer nuevos aires y ayudar a que salgamos victoriosos. Los compañeros que están asumiendo ahora, tienen mucha experiencia, ya han sido ministros o funcionarios como Julián Dominguez o Aníbal Fernández, personas de trayectoria que van a poder volcar sus experiencias para re-encausar si es que en algún momento la gestión no ha visto los errores que hemos cometido.

¿Con estos cambios y la reivindicación de Aníbal Fernández que vuelve a integrar al Gabinete, se intenta dar un tono más peronista al Gabinete?

-Sí, como te decía anteriormente Aníbal Fernández es una persona de tremenda capacidad intelectual, un peronista nato. Somos un frente de todos donde existen un sinnúmero de opiniones y la idea es que todas converjan en hacer una Argentina más igualitaria, con mayor capacidad de trabajo, más pymes y apoyando al sector agropecuario que es uno de los motores de este país.

"Aníbal Fernández es una persona de tremenda capacidad intelectual, un peronista nato"