La provincia de Buenos Aires tendrá su temporada de verano pero, como ya adelantaron las autoridades, la actividad turística 20-21 será muy distinta a lo acostumbrado. Este lunes, Axel Kicillof viajó a Mar del Plata y tras el anuncio de obras en el puerto de la localidad costera, brindó detalles sobre los protocolos sanitarios específicos para la temporada y las actividades que estarán habilitadas, junto al ministro de Producción, Augusto Costa.

“La provincia de Buenos Aires va a tener su temporada, con protocolos, cuidados, con responsabilidad y consciencia”, expresó Kicillof. “Las medidas pueden ser tediosas pero son necesarias”, resaltó y agregó que “la idea es que donde vayamos, no estemos angustiados o nerviosos sino que podamos estar seguros y tranquilos”.

El mandatario explicó que la aplicación CuidAr "tendrá una adaptación para la temporada". De esta manera, funcionará la nueva app "CuidAr Verano", donde los turistas deberán cargar el destino de sus vacaciones, con quiénes viajarán y dónde se alojarán. Según explicó el gobernador, la información cargada será trasladada a los municipios y luego se otorgorá la autorización para circular e ingresar a la localidad turística. 

Por su parte, el ministro Costa explicó que no serán necesarios los test de coronavirus para ingresar a los destinos turísticos. En cambio, hizo un fuerte hincapié en la responsabilidad individual a la hora de respetar las medidas de cuidado y distanciamiento.

En ese sentido, contó que la temporada será “lo más extensa posible para que no haya aglomeraciones o se junte mucha gente en el mismo momento, en el mismo lugar”. De esta manera, a partir del 1 de noviembre los propietarios no residentes podrán ingresar a las localidades turísticas  mientras que a partir del 1 de diciembre, se habilitará el acceso a los turistas en general.

La temporada se extenderá hasta el 4 de abril y desde la Provincia recomendaron que los adultos mayores y grupos de riesgo vacacionen, preferentemente, desde finales de marzo.

Por otro lado, Costa aseguró que no todos los rubros y actividades estarán habilitados durante este verano. En el caso de los locales gastronómicos podrán funcionar pero no en lugares cerrados con sistemas artificiales de aire acondicionado; la misma restricción corre para los hoteles, dado que “está comprobado que estos artefactos propagan el virus”, explicó el funcionario.

Además en el caso de los hoteles, estarán cerrados los espacios comunes. Respecto a la actividad deportiva aclaró que estarán autorizadas aquellas que correspondan a la fase en la que se encuentre cada municipio y en el caso de las piletas, funcionarán con turnos y estrictos protocolos de cuidado e higiene.

Sin embargo, los más perjudicados fueron los campings y las actividades de recreación, esparcimiento y culturales en espacios cerrados como pueden ser los teatros o cines, dado que directamente no estarán habilitados.

Cabe señalar que el ministro Costa aclaró que todas las medidas y actividades autorizadas “estarán sujetas a la evolución de la situación epidemiológica en cada distrito”. Asimismo, destacó que ante la aparición de un caso positivo en un destino turístico se buscará que la persona o personas contagiadas puedan volver a su lugar de origen para no saturar los sistemas sanitarios de los destinos turísticos.  

Por su parte, el intendente de General Pueyrredón Guillermo Montenegro destacó el trabajo conjunto con la provincia de Buenos Aires y los demás intendentes que se preparan para la temporada. “Creo que nos va a poner a prueba este tiempo”, admitió el jefe comunal, quien celebró la creación de protocolos específicos que permitirán desarrollar la temporada de verano.