El intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, pasó por el aire de Diagonales Radio y conversó sobre la actualidad de su municipio. Evaluó cuáles son las principales preocupaciones de los vecinos, entre las que mencionó el tema "económico y la seguridad".

Asimismo, consideró que la seguridad "no ha sido una prioridad para la gestión de Kicillof" y se refirió al problema de "prioridades" por parte del gobierno de la Provincia. 

Sobre las elecciones, señaló que desde Juntos trabajan por "consolidar lo de las PASO" y "mejorar donde no anduvimos tan bien".

 

¿Cómo viene la gestión en Tres de Febrero con los tiempos de tensión de la pandemia?

-La pandemia no ha terminado. Tenemos que seguir con los cuidados, el barbijo, pero podemos retomar algunas actividades con los protocolos correspondientes con ese equilibrio entre la salud y el trabajo, la salud y la educación, la salud y el deporte, la salud y la cultura. Lo que quiero decir es que no se puede pasar de un extremo a otro como algunos parecen plantear. Aquellos que antes querían cerrar todo ahora quieren abrir todo. Me parece que hay que tener equilibrios. El municipio está funcionando bien y hemos sorteado bien toda esta situación. El porcentaje de vacunación está alto. Trabajamos en la reconstrucción de lo económico, apoyando a las Pymes y a los comerciantes. Logramos algo importante que es que cruzaran el río, porque si nosotros permitíamos como querían alguno cerrar todo, muchos comerciantes y Pymes no hubieran podido atravesar la pandemia, hubieran cerrado. Eso ya es muy importante. Ahora hay que fortalecernos desde lo municipal,  con medidas que reducen impuestos, reduce tasas, no cobramos ABL, entre otras cosas. Ahora hay que fomentar una recuperación económica.

"No se puede pasar de un extremo a otro como algunos plantean. Antes querían cerrar todo, ahora quieren abrir todo". 

Lo que señala del Gobierno de pasar de cerrar todo a liberar todo, ¿responde al resultado electoral de las PASO?

-Absolutamente. Todo el planteo que veníamos haciendo, que nos decían que conspiraba contra la salud de la gente e iban a generar problemas en las escuelas. Todo eso se demostró que en un buen equilibrio podía funcionar. Yo recuerdo que en septiembre de 2020 hice un planteo sobre la educación presencial y la Provincia se enojó mucho. Fui a escuchar a unos chicos a un colegio y me dijeron barbaridades.

¿Cuál cree que es la principal preocupación de los bonaerenses?

-Todo lo económico y la inseguridad. Lo económico es la sumatoria de hechos negativos que no se resuelven que ha empeorado en términos socioecónomicos. Nadie quiere invertir. Hay miedo a que la macroeconomía siga funcionando así. Hay mucha inflación. Hay muchos impuestos. Y no hay generación de empleo. A las Pymes les cuesta todos los días imaginar un futuro. Primero lo económico, la gente sin laburo, mucha gente en la informalidad. Lo que hay que hacer es que la economía informal, que es muy valiosa en la Provincia, se apuntale y sea formal. Eso se puede hacer. Tenemos que organizar, hay que trabajar juntos la Provincia y los municipios. Y hay que ayudar a las empresas, no puede ser una mala palabra las empresas. Al revés, son las que generan la condición de integración social a través del empleo. El otro tema es la seguridad. Hay mucho tiempo perdido en este tema. Dos años de peleas entre la ministra Frederic y el ministro provincial. Con humildad, considero que no ha sido una prioridad para la gobernación. Se han manejado con mucha ideología. Hay que ponerse del lado de las víctimas y empoderar a la policía. Y eso no está pasando.

"La seguridad no ha sido una prioridad para la gestión de Kicillof". 

El Gobierno habla de la idea de cambiar planes sociales por empleo, va en línea con lo que usted plantea...

-Sí, sí. Pero hay que dejar de decirlo y hay que hacerlo. Y yo veo algunos sectores en el Frente de Todos que no lo quieren hacer. Hay muchas contradicciones internas. Yo creo que tiene buenas intenciones el intendente Zabaleta, que él querría hacer eso. Ahora podrá hacer eso, con los movimientos sociales, con la conveniencia que tiene para muchos que el Potenciar Trabajo, no se convierta en trabajo sino que siga siendo un plan. Ojalá que lo puedan hacer, yo hoy lo que veo es más una respuesta electoral, que una idea genuina a llevar a hacerlo.

"No veo al Gobierno con la decisión de convertir los planes sociales en empleo". 

Esos sectores al interior del Gobierno que no quieren que se lleven adelante esos cambios, ¿cuáles son?

-Yo creo que en la grieta que tenemos de nuestro lado está la predisposición para salir. Tenemos capacidad de diálogo, no somos gorilas, buscamos acuerdos, creemos que además de la república es el trabajo. Tenemos agendas amplias. De nuestro lado está la predisposición. Ahora del lado del Frente de Todos creo que domina una facción ideológica, fanática, fijate lo que ha pasado con el aeropuerto de Palomar. No pudo seguir por un revanchismo con el Gobierno anterior. Hoy la grieta está en ese sector que está dentro del Frente de Todos y es lo que se debería resolver para encontrar soluciones en la Argentina y en la Provincia.

¿Qué le genera la figura de Aníbal Fernández en Seguridad?

-Yo creo que en lugar de estar publicando cosas en contra de un dibujante, tendríamos que ser convocados por el ministro de Seguridad sumando a la provincia de Buenos Aires para entre todos resolver el problema y poner prioridad. El ministro de Seguridad no puede ser un opinador de los temas nacionales. Hay que poner todos los recursos a disposición para sacar esto adelante porque es la preocupación número 1 en los barrios. Yo creo que la seguridad no ha estado en las prioridades de la Gobernación. Además, hay que ponerse del lado de las víctimas, no del victimario.

"En Seguridad hay que ponerse del lado de las víctimas". 

¿Por qué cree que no ha sido prioridad el tema de la seguridad para la gestión de Kicillof?

-Esto obviamente es análisis, yo no echo culpas. Estoy para colaborar. Creo que hasta ahora lo que primó es una cuestión ideológica y un poco cerrada de lo que es la provincia de Buenos Aires. De no escuchar genuinamente a los intendentes que somos los representantes del pueblo en 135 municipios y tenemos una interpretación de lo que es nuestro municipio. Y lo ideológico no hay que tenerle miedo en fortalecer a la policía, y yo no lo veo al Gobernador hablar de este tema.

¿A Berni sí lo ve con esa intención?

Sí, lo he visto con esa impronta. Pero uno puede un ministro con un estilo de control, de cuidado, de la presencia. Pero si la autoridad que preside electa por el pueblo, no acompaña con una agenda con priorización, con inversión. Para que se den una idea, el combustible de los móviles de la Provincia lo siguen pagando los municipios. Tiene que pasar a ser por lejos el tema número 1. Fijate lo del viaje de egresados, 6.600 millones de pesos que aparecen de un día para el otro que claramente son consecuencia de emisión monetaria. Si esa plata está, porque no estuvo para arreglar las escuelas, para darle internet a las escuelas o para mejorar la policía, y de golpe viaje de egresados e incluidas las escuelas privadas. Entonces cuáles son las prioridades de la Provincia. Las prioridades son Seguridad, Trabajo y Educación, y eso nos dio la razón el electorado a Juntos en esta primera etapa que fueron las PASO.

"Hay un problema de prioridades en la gestión provincial". 

¿Cómo vio la incorporación de intendentes al Gabinete provincial?

-Responde a esta dinámica que hablábamos antes. A un gobierno que ha funcionado lejos del territorio y lejos de los intendentes. y de algunos problemas que son sustanciales para los bonaerenses. Entonces, en general la figura del intendente, que ya son varios en la gestión nacional y provincial, puede ser un camino hacia la comprensión más cabal de los problemas. Ojalá así sea. Vamos a verlo.

De cara a las elecciones, ¿cómo ve a Juntos y cuáles son las expectativas?

-Las expectativas es con mucha humildad consolidar lo de noviembre en las PASO. Va a votar mas gente, por la baja participación que hubo, es muy importante que nos podamos comunicar con esos votantes. Nosotros estamos trabajando mucho en el voto que nos permite ampliar. Mejorar donde no anduvimos tan bien y básicamente aprender de nuestros errores entre el 15 y el 19 y tener una buena propuesta para el 2023. En esa línea estamos trabajando y muy integrados los intendentes en la campaña con Horacio Rodríguez Larreta y con Diego Santilli. Yo creo que Diego y Facundo son dos candidatos de la nueva generación.

"La incorporación de intendentes en Provincia puede ser un camino hacia la comprensión más cabal de los problemas, pero hay que verlo". 

Por último, ¿dónde lo va a encontrar el 2023 a usted?

-En el equipo, ahí voy a estar. Sí siendo protagonista del equipo que lo que busca es gobernar la provincia de Buenos Aires, y desde ahí ayudar a cambiar el país. En un proyecto presidencial sin dudas, en un frente que se ha ampliado y enriquecido, y sí con los intendentes, con Horacio, con legisladores, trabajando en producir una alternativa. Que no tiene que ser un tema de candidaturas, no me gusta mucho, menos en este momento que es electoral que se lancen candidaturas para el 2023, no es momento.