El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, no tendrá este jueves la Ley Impositiva 2020 porque no hubo acuerdo entre los legisladores del Frente de Todos y de Juntos por el Cambio, luego del cuarto intermedio que se dio al mediodía y de las horas de negociaciones para destrabar la situación. 

El oficialismo provincial buscaba que este jueves se trate y se sancione en la Legislatura el proyecto enviado por Kicillof en las vísperas de la Nochebuena. Un proyecto que desde el Ejecutivo bonaerense aseguran que busca "sostener la recaudación para atender las emergencias de la provincia" con "una mayor progresividad y que contribuyan en mayor proporción los que más tienen". Mientras que desde la oposición hablan de un "impuestazo".

En esas largas horas de la jornada de este jueves, legisladores oficialistas buscaron acercar posiciones con sus pares de Juntos por el Cambio, pero no lo lograron, como así tampoco los funcionarios provinciales que se acercaron a la Legislatura a dar detalles del proyecto. 

Entre otros, se acercaron a la Legislatura por instrucción de Kicillof, el ministro de Hacienda, Pablo López, y el titular de ARBA, Cristian Girard, quienes no prosperaron en la solicitud de destrabar el conflicto. 

En conversación con TN, el senador de Cambiemos Juan Pablo Allan, explicó que le están pidiendo "progresividad" al proyecto de ley. Además, indicó que quieren "poner un tope máximo de 55% en el impuesto inmobiliario" y cuestionó que "hoy como está planteada la ley, el 60, 70 por ciento de las propiedades va a tener un aumento del 50%".

El tratamiento en la sesión se complicó por el pedido de la oposición de poner "topes" a los aumentos en los impuestos. Desde la Gobernación explicaron durante toda la jornada que sólo un segmento de contribuyentes pagará incrementos por encima del 54% estimado como indicador inflacionario 2019. Esa ecuación llevó al jefe de Gabinete, Carlos Bianco, a preguntarse dónde estaba el “impuestazo” que advertía la oposición en la Legislatura.