La senadora provincial de Juntos por el Cambio, Aldana Ahumada, descartó la posibilidad que el Gobierno llame a un diálogo sincero a la oposición. Además reconoció su decisión de competir por la intendencia de Merlo en 2023. "Quiero llevar un proyecto de desarrollo y futuro para Merlo", expresó. 

"No nos ha llegado ninguna convocatoria. De hecho me cuesta creer que eso suceda porque en todo este tiempo no hemos sido convocados para poder acordar una agenda que le importa a la gente, entonces me cuesta creer que ahora lo hagan", manifestó la legisladora de Juntos respecto a la posibilidad de que el Gobierno convoque a la oposición a dialogar. 

Sobre el futuro político de Juntos, consideró que "lo que viene para adelante es seguir creciendo, seguir consolidándonos como Juntos. Luego del 2019 empezó toda una transformación de crecimiento, ampliamos la base de representación. Esta elección hizo consolidar esas bases. Lo que más nos determina son las convicciones, los valores que tenemos y la Argentina que queremos". 

Al ser consultada sobre una gran PASO opositora de cara al 2023, señaló que "eso va a depender de cada uno de los espacios, pero sí hay que ir a una PASO no habrá ningún problema en hacerlo como en estas últimas elecciones".


En conversación con Diagonales Radio, la senadora dijo que "ahora vamos a asumir en el senado bonaerense con una conformación nueva. También un gran desafío para defender los intereses de los bonaerenses en el senado". Además, reconoció que le gustaría competir como candidata a intendenta de Merlo en 2023. "Me encantaría llevar un proyecto de desarrollo y de futuro para Merlo", lanzó. 

"Hace muchos años que camino sus barrios y los problemas de los merlenses siguen siendo los mismos hace más de treinta años. Hace más de 30 años gobiernan los mismos, y los problemas que vemos y que nos dicen los vecinos siguen siendo los mismos. La falta de asfalto, cloaca, agua, la inseguridad galopante cada vez peor. Hay que transformarla en una ciudad amigable y que deje de ser una ciudad dormitorio para los chicos y que se puedan desarrollar y fortalecerse en cada uno de sus barrios", expresó la actual legisladora bonaerense.

Ahumada remarcó que "me encantaría llevar un proyecto de transformación y desarrollo. De lograr que los barrios se conecten entre sí y que pueda ser una ciudad amigable. Me encantaría que sea una ciudad productiva, llena de industria y que pueda ser aquella ciudad que todos soñamos cuando alguna vez crecimos y quisimos desarrollarnos y estar ahí con nuestra familia".

"Venimos hace muchos años trabajando en ese camino. Conociendo cada uno de los recovecos, hablando con los vecinos. Y para fortalecer cada uno de esos espacios, insisto tenemos que hacer una ciudad más amigable, porque los barrios no están conectados entre sí y para que se conecten entre sí hay que hacer desarrollo. Hay mucho desarrollo estructural que hace falta en Merlo, que es asfalto, luminaria, un mejor distribuido del sistema público para que cada uno se pueda desarrollar y las distancias sean más cortas. Todo queda lejos porque al no estar integrado es mucho lo que hay que recorrer de un lado a otro", remarcó.

Por último, Ahumada manifestó que "a todos nos importa que Merlo crezca y a partir de ahí hay que trabajar con una planificación, una propuesta y con todos los vecinos".