Ana Negrete, precandidata a concejal del Frente de Todos por la lista de Luis Arias, pasó por el aire de Diagonales Radio y señaló que la gestión de Julio Garro se acuerda de los barrios de la ciudad de La Plata, cuando llegan las elecciones. "A veces subestiman la capacidad de pensamiento crítico de nuestros vecinos", manifestó. 

Además, señaló que "no hay voluntad política" para discutir políticas de género en la ciudad y que buscarán desde el concejo deliberante forzar ese debate porque se trata "de una problemática central en la vida de las vecinas" de los distintos barrios de la ciudad de La Plata. 


¿Cómo viene viendo la campaña en la ciudad de La Plata?

-Con mucho movimiento. Como fuerza política tenemos un recorrido y una relación cotidiana con nuestros vecinos y vecinas, pero obviamente en un escenario de campaña eso tiene otra dinámica. Ir barrio por barrio, vecino por vecino, vecina por vecina, charlando sobre cuáles son las problemáticas y nuestras propuestas para llevar soluciones que es el interés de nuestra comunidad. Que no solo veamos las cosas que están mal, sino lo que podemos hacer para mejorar.

¿Cuáles son las grandes problemáticas que les transmiten los vecinos?

-La gran problemática de La Plata es la desigualdad, primordialmente. Y eso se traduce en el relato de los vecinos y vecinas con cuestiones que son básicas como el desigual acceso a la recolección de residuos. Vos ves barrios en los cuales la frecuencia de la recolección es cotidiana y ves otros en donde los basurales están en cada una de las esquinas. Además, hay barrios para ir a tomar un micro que un día de lluvia es caminar 15 cuadras por el barro, y eso hace que no pueda entrar una ambulancia. Los vecinos tienen grandes preocupaciones por la seguridad, por la atención primaria de la salud que están absolutamente vaciados por la política del estado municipal. Ves las políticas de género con un absoluto desinterés por parte del municipio. Esas son las cosas que los vecinos y vecinas ven y sufren. Eso podemos abordar desde el concejo deliberante.

"La gestión de Garro se acuerda de los barrios en la coyuntura electoral". 

¿Visualiza una gestión de Garro ausente en los barrios entonces?

-(Risas) Faltaría un poco a la verdad si yo diría en esta coyuntura electoral que el Estado municipal está absolutamente ausente. Porque la verdad que lo que también ven los vecinos y vecinas es que se acercan las elecciones y las cosas que regularmente debería hacer el municipio y no hace, las hace en la coyuntura electoral. El otro día una vecina me contaba que la calle tenía crateres, que no se podía pasar con el auto. Y de repente ahora dice 'tenemos un semiasfalto'. Esa política es la de la coyuntura electoral la de Garro.

Pero me imagino que los vecinos perciben que es por la coyuntura electoral que se hacen esas "obras", ¿no?

-Sí, yo creo que a veces subestiman la capacidad de pensamiento crítico de nuestros vecinos y vecinas. Claro que saben que es por una coyuntura electoral.

"A veces subestiman la capacidad de pensamiento crítico de nuestros vecinos y vecinas".

Respecto a las políticas de género en los barrios, ¿está todo dado para trabajar en la materia?

-Desde el concejo deliberante tenemos que dar estas discusiones. Nadie en su sano juicio puede decir que no quiere políticas de género. No hay modo. La violencia es terrible y la desigualdad afecta mayoritariamente a nuestras mujeres. Después lo que pasa que en el momento que hay que debatirlo no están (por Juntos), y eso me genera preocupación. Hay que discutir porque es una problemática central en la vida de nuestras vecinas. Más aún cuando hay un gobierno nacional y provincial que han promovido políticas activas en esta línea. Acá no hay que tener mezquindades.

¿Y por qué la gestión municipal no lleva adelante estas políticas? ¿Es desintérés o una cuestión ideológica?

-Yo creo que no hay voluntad política. Porque además no estamos hablando de cifras exorbitantes de recursos. No sentarse a discutir una ordenanza que promueve que las mujeres podamos disponer de nuestros propios cuerpos, que las pibas tengan anticonceptivos a mano, que puedan reconocer la violencia, lo único que veo es que no hay voluntad política. De lo contrario, es inexplicable.

"No hay voluntad política de discutir las políticas de género". 

¿Cómo está la interna del Frente de Todos en La Plata?

-Tenemos diferencias pero con códigos que tienen que ver con el respeto porque sabemos que somos parte del Frente de Todos porque más tarde o más temprano vamos a estar todos juntos discutiendo lo que nuestros vecinos necesitan. Desde la política nosotros tenemos que dar las señales que corresponden a la comunidad que la han pasado tan mal durante los cuatro años de macrismo y durante la pandemia, que tienen que ver con poner como horizonte el bien común.