La Diputada Nacional, Araceli Ferreyra, pasó por el íntimo de Diagonales y analizó el contexto actual del país con miras al futuro inmediato: las elecciones de octubre. Entre tantos temas, criticó el gobierno de Cambiemos a lo largo de estos cuatro años, al cual consideró que cumplió su ciclo y terminará tercero en las elecciones nacionales. También apuntó a María Eugenia Vidal, Marcos Peña y la Ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

“Bullrich ha tratado de construir una imagen de ser la Bolsonaro de la Argentina con mano dura, pero ni siquiera llega a eso”, manifestó la diputada por Corrientes. Además, manifestó que Macri realizó políticas unitarias centradas en CABA y “ha sido una desgracia para el interior”.

También recordó su infancia, niñez que transitó con la Dictadura tocándola muy de cerca, opinó sobre sus dos banderas de lucha: la aprobación de la ley del aborto y la legalización de la marihuana. Y concluyó analizando el escenario del 10 de diciembre: apoyó a Felipe Sola y a Cristina Kirchner y aseguró que el próximo gobierno será peronista.

La entrevista completa:

Te llevamos a Corrientes y nos metemos en tu infancia  ¿Qué recordas?

-Mi familia, éramos como los tanos vivíamos todos juntos. Recuerdo ir al río, mucha vida al aire libre y las Dictaduras. Papá caía preso en cuanto Golpe de Estado había, él era dirigente estudiantil, mi mamá abogada de presos políticos (fue la última que pudo entrar a la U7 a visitar los presos políticos).

“Mi papá caía preso en cuanto Golpe de Estado había”.

En el último Gobierno de Facto lo secuestran en el ‘77, pero un año antes se quisieron llevar a mi madre. Hoy lo veo con felicidad, porque entraron, casi rompen toda la casa, de casualidad quedamos vivos todos y cuando se van ellos celebramos, la alegría de estar vivos. Yo no tengo registro de miedo a pesar de todo los que nos pasó.

¿El Ingreso tuyo en la política tiene que ver con esta experiencia?

-Yo un poco seguí los pasos de mis viejos, hasta que me quedo libre en cuarto año por faltas y en enero de ese año me invitan a realizar un curso de Marxismo en Buenos Aires, por tal de no pasarme ese mes estudiando vine (risas). Ahí comenzó una militancia con identidad propia, ya no como una delegación de mis viejos. Después hice otro curso de Marxismo en Moscú, donde ahí me acercó al Peronismo, decían tantas barbaridades de Perón, que me tuve que sacar los pelos de golpe para poder discutirles que no eran ciertas la versión de peronismo Fascistas. Se decían muchas “goriladas”, que todavía escucho en sectores progresistas.

“La verdadera oveja negra de mi familia paso a ser yo cuando adhiero, primero desde el corazón y luego desde la razón al peronismo, que fue con Néstor”.

Siempre militamos, pero la crisis de fines de los ‘90 hizo que Corrientes estalle en 1999, en lo que luego fue el 2001 y hubo un levantamiento muy popular que lo protagonizamos con otros sectores, enfrentamos a un gobierno conservador muy corrupto, cuatro meses sin pagar sueldos, atentados incendiarios, bombas, granadas en la casa partidaria o de los dirigentes opositores de esa época. Pero después construir la alternativa era mucho más difícil, ahí donde damos el salto desde lo social a la responsabilidad institucional y aceptamos involucrarnos en lo que ese momento nosotros rechazamos que era la gestión del Estado. La verdadera oveja negra de mi familia paso a ser yo cuando adhiero, primero desde el corazón y luego desde la razón al peronismo, que fue con Néstor.

En materia de seguridad, ¿cómo ves este Ministerio llevado a cabo por Patricia Bullrich que lleva como bandera del Gobierno la “lucha contra el narcotráfico”?

-Un día lo escuchaba a Cristián Ritondo, el Ministro de Seguridad Provincia, y decía que desde que estaba él con Patricia Bullrich en la Nación habían bajado todos los índices de delitos, cosa que no sucede porque aumentó la cantidad de gente encarcelada. Además, hablaban de los índices de asesinato y hubo una merma del cien por cien, entonces quieren decir que no hay asesinatos, dibujan todo.

“Todo es berreta con Bullrich”.

Bullrich más allá de las cuestiones ideológicas, todo es berreta con Bullrrich. Desde cuando empezó con ese tema de los presos que se le escaparon, lo perseguían y que se demostró que eran todas cuestiones armadas para generar causas contra dirigentes opositores. Después está todo este tema de terrorismo de tutorial, de los pollos terroristas, sábanas explotadas, artistas chilenos acusados de terroristas, es una esquizofrenia.

“La ves que hace operativos tirando búnker de drogas siempre en barrios pobres y nunca fue donde realmente están los verdaderos narcos en Nordelta”.

En mano de ella está la seguridad, una persona que persigue a los pibes por tener plantines, a las mamás que cultivan, a las mulas que son mujeres pobres en lo general que no tiene como dar de comer a sus hijos y son captadas en esas redes de delito mayor del narcotráfico, esos van todos presos y la ves que hace operativos tirando búnker de drogas siempre en barrios pobres y nunca fue donde realmente están los verdaderos narcos en Nordelta y nunca le tocó la estructura de poder económico porque toda la plata para lavar, hay una financiera muy importante y que es legal.

Otra berretada de Bullrrich es cuando dice: “hemos tenido el mayor decomiso de la historia”, si te pones a mirar en peso es poco. Pero lo peor es que un día habían hecho un decomiso de media tonelada de marihuana, que en la Argentina es el único país que los narcos entregan los cargamentos, nadie resiste, no hay un tiro, algo medio raro. Pero lo peor es que bajo autoridades y con control, cuando van a buscarla y no está. ¿Cuál es la excusa?, las ratas se comieron la marihuana, media tonelada, las ratas drogonas.

“Bullrich ha intentado ser la Bolsonaro de la Argentina con mano dura, pero ni siquiera llega a eso”.

 Eso es Patricia Bullrich, acá no hay políticas de seguridad, ella ha tratado de construir una imagen de ser la Bolsonaro de la Argentina con mano dura, pero ni siquiera llega a eso, es demasiado berreta para que llegué a tener la entidad de una Ministra de mano dura.

Llevaste una planta de marihuana a una apertura de sesiones pidiendo por el autocultivo. ¿Cuál es tu postura en este tema? ¿Sos prolegalización?

-Estoy a favor de la legalización, aparte porque creo que hay sustancias de consumo legal que realmente son muy nocivas para el organismo, pienso en el alcohol, en el tabaco. Yo no soy consumidora ni medicinal, ni recreativo de marihuana, pero la probé. A la misma edad que consumí un porro, probé el primer cigarrillo común –hasta hoy me fumo dos paquetes- y la marihuana no me generó una adicción; pero la consecuencia que me género y genera el tabaco, que encima recibe subsidio del estado, es terrible. Yo creo que el autocultivo, que te permite controlar la calidad de lo que consumís y el negocio de los dealers de drogas, es una necesidad, porque la ley que aprobamos no se aplica, se la capturó Bullrich; y el INTAA y el CONICET tendría que estar haciendo la producción masiva para abastecer a los que tengas necesidades medicinales, pero en vez de darle la autorización para producir a instituciones, se las da al hijo del gobernador Morales en Jujuy con una expresa Yankee, en una zona de frontera perforada por el narcotráfico y para exportar, que está prohibido por la ley. Lo de Bullrich no resiste ningún análisis, tendría que haber dejado de ser Ministra hace mucho.

Bullrich con su labor, ¿Vivé en una película de ficción?

-Sí, yo creo que sí. Pero hay muchos intereses de por medio. Nosotros no solo con la política de seguridad, sino también con la política de realizaciones de exteriores hemos pasado a superar las relaciones carnales de la época del menemismo. Estamos entregando aceleradamente la soberanía de Malvinas, le mandamos nuestros oros a los barcos piratas, el día que se hacían entrenamientos militares en Malvinas, con armamentos de muy alta complejidad, el Canciller nuestro estaba en Londres y nos encontramos que quienes están llevando armamentos a Malvinas en Israel, lo peor de la derecha fascita que le vende a Inglaterra la última tecnología militar y a nosotros rezagos.

“Estamos entregando aceleradamente la soberanía de Malvinas, le damos nuestros oros a los barcos piratas”.

Fuiste fuertemente militante del tema de la legalización del aborto. ¿Cómo viviste ese debate vos que venís de una provincia Pro Vida? ¿Crees que fue sincero por parte del Gobierno?

-Fue un debate que se lo arrancamos, no fue una concesión del Gobierno, sino que comenzamos con las movilizaciones de la marea verde, los pañuelazos y ese poder discutir junto a todas las instituciones del patriarcado y sus distintas representaciones, el movimiento feminista demostró que tenía mayor bagaje argumental y resolver un problema que nos afecta a todas las mujeres. El tema del aborto no son solo situaciones personales. Nosotros revindicamos el derecho de cada mujer a elegir, si una mujer quiere tener ocho hijos y no es Maru Botana, en cuanto que es linda, mediática y con plata; que no la acusen que se embarazó para cobrar interesadamente para cobrar la asignación universal por hijos; si una mujer quiere tener tres hijos, perfecto, y si no quiere tener nunca, también.

“Nosotros reivindicamos el derecho de cada mujer a elegir”.

Seguir negando el aborto a esta altura del siglo XXI es una rémora de fundamentalismo religioso, pero también del negocio, porque la clandestinidad, como la droga, es un negocio monumental. El día que se legalice, que puedas ir a un hospital público o que puedas hacértelo en tu casa sin tener que estar buscando como proveerte, se le cae el negocio a muchas instituciones que facturan 30 o 40 mil pesos si es con internación o 10 mil si te dan las pastillas y te hacen un control. Hay un negocio enorme.

Ping Pong:


Dejando de lado que no salió la ley. ¿Qué fue lo que más te indignó del debate?

-Los legisladores panqueques, que un día te dicen que sí y otro que no. Algunos se declaraban presionados por la iglesia -hubo presión-, pero yo creo que en realidad fue sobretodo en Diputados que hubo una especie de neutralidad, cuando llega al Senado todo el peso de la militancia celeste del senador Bullrich y de Michetti, estoy segura que operaron recursos del Estado para garantizar la votación, porque con senadores que votaron en contra tenía la convicción favorable.

“Lo que más me indignó del debate (del aborto) fue los legisladores panqueques”.

Además, de que el Senado atrasa por el código penal que tenemos, que es de las épocas de las carretas, pero lo que es muy antidemocrático es que se vote por presiones o por tarifas y no por convicciones.

Cambiemos lleva casi cuatro años en el Gobierno. ¿Cómo lo analizas?

-Yo fui muy firme adversaria de Menem en nombre del progresismo del FREPASO (Frente País Solidario) y del Chacho, lo voté a De La Rúa –todavía no le perdono a esta manito (risas)- y en dos años estalló el país, pero lo de Macri es peor que todo eso junto.

“Macri es peor que Menem y De La Rúa juntos”.

En discusiones con Marcos Peña, le marqué que claramente no son la Dictadura porque es un Gobierno Democrático, pero con estos planes macroeconómicos y con estas medidas que están sancionando en Estado de Derecha y las libertades democráticas, son la mejor banda tributo a la Dictadura, que ha pasado en estos 30 años de la historia Argentina.

Si bien no sos bonaerense, ¿cómo analizas el Gobierno de María Eugenia Vidal en la Provincia?

-Un Gobierno que termina con menos escuela de las que empezó, ya está, no hay nada más que decir y es muy fuerte. Si la educación que es el motor del desarrollo de toda la sociedad y que en nuestro país fue clave para el ascenso social.

“El Gobierno es la mejor banda tributo de la Dictadura”.

 Terminar con menos escuelas, no debe haber registro en ninguna etapa democrática, pero no solo de Buenos Aires y si miráramos el total país, incluso computando los periodos oscuros de dictaduras, yo no creo que nadie supere una marca de esa naturaleza. Me duele, porque como mujer, aunque sea opositora, me hubiese gustado que tenga un Gobierno distinto, que deje una impronta, pero todos los temas vinculado al género han ido hacía atrás.

¿Cambiemos se olvida del interior?

-Sí. Marcos Peña decía “ahora tenemos un federalismo tarifario”, un federalismo tarifario que nos tiraba a las provincias por la cabeza a hacernos cargo del costo de la tarifa social, como en los 90 nos tiraban las escuelas y los hospitales. Ahora cuando se transfirió lo federal a la CABA fue con plata, ahí Macri si puso un DNU. En mi provincia, Corrientes tenía superávit fiscal de 1, 73 %, llegó Cambiemos y ahora tenemos un déficit fiscal monumental. Eso es este gobierno.

“Este es un Gobierno unitario, por eso uno lo ve a Rodríguez Larreta que te hace dos o tres veces la vereda. Tiene plata que nos falta a nosotros".

También lo escuchaba a Marcos Peña, “estamos haciendo un montón de obras”, pero son 30 kilómetros de caminos y banquinas enripiadas, que te lo presentan como que tuvieron el mayor plan de obra pública y la mejor asistencia que la Nación le está dando a las provincias. Este es un gobierno unitario, en estos últimos años el presupuesto ha incrementado exponencialmente los recursos que se le pagan por cada habitante de la CABA –porteños le decimos nosotros- y cuando asumió Cambiemos era de tres o cuatro veces más de lo que recibía los correntinos. Hoy ya estamos en seis o siete veces, por eso uno lo ve a Rodríguez Larreta que te hace dos o tres veces la vereda, tiene la plata que nos falta a nosotros; Corrientes hoy tiene uno de cada dos personas es pobre, de pobreza absoluta. Hay una desigualdad de recursos que se expresan en esos presupuestos unitarios. Macri ha sido una desgracia para el interior.

“Macri ha sido una desgracia para el interior”.

En este año de elecciones. ¿De qué manera ves la construcción por fuera de Cristina? 

-Comparto con Felipe Solá, es el Presidente de nuestro bloque “Red por Argentina” y es nuestro candidato, lo que nos unió aparte de la praxis legislativa es la convicción de que hay que juntar a toda la oposición sin exclusiones, con todes adentros, incluida a Cristina; basta de eso qué si está el kirchnerismo sí o no, ese tema de la grieta, eso la generan las elites dominantes que necesitan de los procesos de división. Yo creo que Felipe, pese a no ser bonaerense, tengo registro de que ha hecho una muy buena gestión, es alguien que puede componer tanto de un lado como del otro, al tener diálogo con todos los sectores de peronismo.

“Lo que nos unió con Felipe (Solá) es la convicción de que  hay que juntar a toda la oposición sin exclusiones, con todes adentro”.

Cristina y Néstor fueron, como dijo León Giego, lo mejor de mi vida política. Yo no creí vivir una etapa de esas características, pero también creo que no vamos a volver ni al 2015, ni al 2003. La tarea que se viene, por el default por el Fondo Monetario, que se transformó en el financista de la campaña de Cambiemos, lo que le viene el próximo Gobierno, no se sino es mucho más difícil que cuando le tocó asumir a Néstor. Para eso vas a necesitar un volumen de unidad que tiene que ser con todos, todas y todes adentro.

“Cristina y Néstor fueron, como dijo  León Gieco, lo mejor de mi vida política”.

¿Se termina Cambiemos?

-Si absolutamente. Esto que le está pasando, que celebran el triunfo en Neuquén se ponen contentos porque las listas “no peronistas” que no son de los dadores voluntarios de gobernabilidad, tiene que saludar triunfos ajenos. Yo creo que eso va a pasar en octubre, nos vamos a encontrar que Cambiemos va a quedar tercero, sino se extingue antes.

“En octubre nos vamos a encontrar con que Cambiemos va a quedar tercero, si no se extingue antes”.

No tengo ninguna duda que el próximo gobierno va a ser peronista y más allá de los matices, sea una ex presidenta, ex ministros, ex gobernadores so ex jefes de gabinetes, el próximo gobierno va a estar encabezado por figuras relevantes de esto doce años de la década ganada.

¿Qué opinión tenes de los radicales en la alianza con Cambiemos y el rol que cumplen?

-Hay otros radicalismos, en Corrientes tenemos a Nito Artaza, un radicalismo que realmente no baja las banderas, que honra ese radicalismo nacional y popular. A los demás, los veo todos los días incomodos cuando están votando, pero son gente grande, con responsabilidades políticas y se eligieron estar ahí tiene que asumir las consecuencias. Ahora hay como una pelea porque quieren, encabezar la formula, la verdad es que me parece raro porque vuelvo a decirte, el de Cambiemos es un proyecto que está en vía de extinción, están sobreviviendo por los dólares que le ingresan del FMI.

“Cambiemos es un proyecto que está en vía de extinción, están sobreviviendo por los dólares que le ingresan del FMI”.

Imagínate una partida de ajedrez para esta elección ¿Qué ficha moverían Cambiemos y el Peronismo para ganar la elección?

-Es medio tramposo, como soy feminista te diría que el peronismo debería mover la reina, pero no es la única opción (risas). Yo creo que a Cambiemos no le van quedando ni los alfiles. Es más se sostiene porque hay una vocación democrática de la oposición, si nosotros fuéramos una posición antidemocrática como la que tuvieron Dilma, Lula o como pasa en Venezuela, acá el “club de los helicópteros” ya hubiera sucedido, pero nosotros tenemos una responsabilidad histórica no con este Gobierno de derecha sino con que cada vez que hay rupturas institucionales, los muerto los pone el pueblo, los poderosos siempre ganan como la pesificación asimétrica, donde los pulpos económicos ganan siempre con sus medidas, pase lo que pase.

“Es la oposición la que ha evitado la caída en bloque de un gobierno que ha dilapidado todo su capital político”.

Es la oposición la que ha evitado la caída en bloque de un gobierno que ha dilapidado todo su capital político, Macri asumió como una imagen del 70% y hoy es diferente, como se lo dijo Monzó, el Presidente de la Cámara, “pasamos de los timbreos pasamos al rin raje”; no pueden salir a ningún lado porque son repudiados, escrachados. Eso anuncia un final de ciclo.

¿Qué aspiraciones tenes como mujer de la política?

-Todavía no tengo claro. Siento que tiene que haber procesos de renovación. Ya llevo dos mandatos de Diputada Nacional, fui convencional constituyente, fui Diputada y es cierto que cuando uno más va avanzando y adquiere experiencia, es importante para el mejor desarrollo de las funciones, pero también hay que saber en qué momento hay que correrse y buscar otros horizontes porque si no funcionamos como un tapón para las nuevas generaciones. Particularmente en este momento estamos viviendo la revolución de les hijes y les nietes,; y hay que darle la posta a ellos porque vienen con un formato mucho más avanzado y desarrollado de que el teníamos nosotros, desde el punto de vista de la equidad, la justicia social, los valores de los derechos humanos, el feminismo, la crítica fuerte de la unión del patriarcado con el capitalismo. Por todo esto están en mejores condiciones de poner un nuevo hito en esta pelea por nuestra segunda independencia.

Apareció el nieto 129. ¿Qué opinión tenes de abuela?

-El tema de que el amor vence al odio. Son ese ejemplo de lucha en el cual nos reflejamos. El pañuelo verde tiene el corazón blanco y mi generación es bisagras, herederas de esas luchas, de esas mujeres que se pararon solas frente a la dictadura y esta revolución de la marea verde que protagoniza nuestras hijas y nietas. Creo que cada vez que conseguimos un logró de estos, el corazón se me hincha de alegría y por el otro lado saber que está vivo el papá, que la va a poder disfrutar, supera cualquiera de estas cuestiones que nos quiere meter este gobierno de Cambiemos. Hay otro futuro, hay otro presente y el amor de las madres y las abuelas, es el camino. “Lucha siempre como las abuelas de Plaza de Mayo”, con eso está todo dicho.

Volviendo al ajedrez ¿Te imaginas que van a estar Cristina y Macri?

-Hoy por hoy, las encuestas dan eso, hace un tiempo Cristina estaba por debajo, rompió todos los techos y Macri sigue perforando sus pisos, no mira quizás otros candidatos que están apareciendo ahora, como Lavagna, que no queda claro bien cuáles son sus soportes. Algunos pensaban que Lavagna era para sacarle votos a Cristina a un sector del peronismo, pero de golpe, se dieron cuenta que le está sacando más votos a ese macrismo desencantado de haberlo votado.

“Tengo confianza que Cristina va a tomar una decisión inteligente y racional”.

Hoy por hoy ese es el escenario, habrá que ver cuáles son las decisiones, yo tengo confianza que Cristina va a tomar una decisión inteligente y racional, como hacemos las mujeres, sobre qué es lo que conviene. Vamos hacer lo necesario para ganar, tenemos la obligación de desalojar a esta elite corrupta, angurrienta, de chetos y vagos que nos ha hecho tanto daño. Pienso que se puede lograr un conceso vía las PASO o con algún acuerdo, porque el gobierno que viene es de transición y vas a necesitar muchísimo consenso. Creo que Cristina por todo lo que le tocó vivir, cuando se muere Néstor y queda sola, tiene más conciencia que nadie de lo difícil que es la tarea de reconstrucción de la patria que se

“Tenemos la obligación de desalojar a esta elite corrupta, angurrienta, de chetos y vagos que nos ha hecho tanto daño”.