La senadora nacional por Unidad Ciudadana, Cristina Fernández de Kirchner, denunció a través de su cuenta oficial de Twitter que que el  juez Claudio Bonadio "mandó a secuestrar de mi casa de El Calafate las bandas y bastones presidenciales de Néstor y míos". El magistrado ordenó que sean devueltos porque no son de utilidad para la causa.

En el marco de la causa por las fotocopias de los cuadernos de las coimas del chófer, Oscar Centeno, y después de los extensos procedimientos realizados  en el quinto piso del edificio de Uruguay y Juncal y en el chalet de Río Gallegos, tuvo lugar el último allanamiento a las propiedades de la actual senadora nacional en este caso, en la provincia de Santa Cruz.

Esta mañana la ex presidenta de la Nación informó que "me acabo de enterar que entre los objetos que mandó a secuestrar Bonadío de mi casa de El Calafate estaban las bandas y bastones presidenciales de Néstor y míos" y se lamentó: "la violación de los derechos y garantías sin límite".

Frente a la denunica de CFK, Bonadio dio marcha atrás y ordenó que los bastones y bandas le sean devueltos en el domicilio de El Calafate por considerar que se tratan de "objetos personales" y que no son de utilidad para la causa. 

Cabe señalar que desde la Oficina Anticorrupción sostienen que los bastones no son personales sino patrimonio histórico y que la ex mandataria no los tendría que tener en su casa.