En la jornada de este lunes 29 de marzo, la Argentina registró 14.014 casos positivos de coronavirus, que fue la cifra más alta de contagios desde octubre de 2020. Y en el caso de la Capital Federal registró que ayer fue su día con mayor cantidad de contagios desde que comenzó la pandemia. Hay preocupación en las autoridades y se encienden las alarmas. 

El gobierno porteño difundió esta mañana el informe oficial con los números del distrito, que da muestra de la gravedad de lo que se asoma para este año y, a su vez, refleja la posibilidad que luego de semana santa comiencen a aplicarse mayores restricciones. 

De acuerdo al parte diario de situación sanitaria, el lunes hubo 2.084 casos positivos de residentes de la Ciudad de Buenos Aires y 1.510 de no residentes. Estas cifras superan otras marcas máximas anteriores. Por ejemplo, tal como señalaron desde Infobae, el 26 de agosto de 2020, en el pico de la primera ola, hubo 1554 positivos de residentes -es el número que utilizan las autoridades para hacer comparaciones-. Y el 7 de enero de 2021 se detectaron 1.581 contagios en el marco del rebrote producido por las fiestas de fin de año.

Ante este aumento de casos, las autoridades porteñas dicen haber tomado nota, aunque aún no han decidido adoptar medidas restrictivas. Por ejemplo, los estatales continuarán con sus tareas habituales pese a la recomendación del gobierno nacional de promover el teletrabajo.

Larreta apuesta a la campaña de vacunación, de la que aún no ha comenzado a vacunar a los mayores de 70 años. Recién este lunes anunció la apertura del registro de turnos para mayores de 75 años. Y el jueves se habilitará el empadronamiento de los mayores de 70.

"Las medidas se toman semana a semana. Nosotros observamos los datos y de acuerdo a la evidencia tomamos decisiones. Hoy lo que estamos viendo son muchos casos en la Ciudad, sobre todo de gente joven y de edad intermedia, pocos casos de mayores de 60 y muy poca utilización del sistema de salud. Por eso creemos que estamos en una etapa en la que podemos contener o disminuir los casos insistiendo con las medidas de cuidado, como sucedió a finales del año pasado", explicó el ministro de salud porteño, Fernán Quirós. 

Además, señaló que no existe un número de corte para avanzar hacia mayores restricciones y que el principal indicador que evalúan a diario las autoridades sanitarias es el de ocupación de camas de terapia intensiva.