Cansados de reclamarle al gobierno de Mauricio Macri y de la gobernadora, María Eugenia Vidal, la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (Ctep) y el Movimiento Popular La Dignidad (MPD) cortaron la ruta 27 a la altura de un barrio privado de Nordelta para pedir útiles escolares, alimentos frescos y trabajo a los vecinos del barrio privado.

La CTEP desde hace varios años viene reclamando al Ejecutivo por sus políticas de ajuste y denunciando la falta de trabajo y la pobreza. Cansados de no ser escuchados por quienes conducen el Estado Nacional y Bonaerense, acudieron a los vecinos de los "countrys" para pedirles "solidaridad".

En ese marco, los manifestantes se congregaron en las puertas de uno de los barrios más exclusivos del país y ademas de interrumpir el tránsito en la ruta, entregaron volantes explicando que "somos trabajadores y trabajadoras pobres de la provincia de Buenos Aires que sufrimos en carne propia la debacle de este país".

Según explicaron la intención de reclamar en el barrio privado de Tigre es pedirles colaboración a los vecinos porque "creemos que quienes más tienen deben ser solidarios y repartir entre quienes menos tenemos".

A pesar de que en un primer momento se informó que la protesta impedía el acceso de los propietarios a los barrios, eso fue luego desmentido porque hay dos puntos de ingreso más que se encuentran liberados.

En enero, un grupo de vecinos de Nordelta pidieron que se les impida a las trabajadoras de casas particulares tomar los mismos colectivos que los propietarios porque según relataron, "tenían feo olor" y porque "hablan demasiado". En consecuencia se convirtió en un epicentro de protestas de trabajadores. Ahora los integrantes de movimientos sociales se congregaron para pedir solidaridad con su situación.