La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner participó del acto de inauguración de la Zona Franca de la Provincia de Santa Cruz realizado en Río Gallegos, junto a la gobernadora Alicia Kirchner. Allí, la ex mandataria volvió a cargar contra los medios de comunicación y habló de los "intereses nacionales".

La zona franca de trata de un predio para la compra de productos libres de impuestos, ubicado a unos 15 kilómetros del centro de Río Gallegos y en el cual se podrán adquirir productos con un tope mensual de 600 dólares. "No es que van a poder comprar 600 dólares como decía un diaria argentino, ya se imaginan cuál, sino que ese es el cupo que se traduce a pesos", explicó Cristina Fernández.

"Hace tiempo que están nerviosos y quieren poner nerviosos al resto de los argentinos. La gente se merece mejores medios de comunicación", remarcó y agregó en tono irónico que "en Argentina hay que andar explicando hasta lo que es obvio".


Por otro lado, la vicepresidenta advirtió que "cuando se defienden los intereses nacionales y el patrimonio de los argentinos las cosas se suelen poner muy difíciles para los que lo hacemos". Y recordó que la puesta en marcha de esta zona es un proyecto que comenzó a delinearse cuando Néstor Kirchner gobernó la provincia de Santa Cruz.

La presidenta del Senado aseguró que esta medida generaría grandes beneficios para el comercio local, regional y provincial "porque gestionar, gobernar, no es sólo pagar los sueldos, sino también lograr que esos salarios se rencaucen en las economías locales".