La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner afirmó que el peronismo "sigue más vigente que nunca" y aseguró que es algo "superador" entre las fuerzas de izquierda y de la derecha.

Además, apuntó contra la derecha argentina y consideró que "los derechos de los laburantes no son la causa de los problemas" que tiene Argentina, al encabezar el Encuentro Nacional de Jóvenes de la agrupación La Cámpora que se llevó a cabo en el predio de la exEsma.

La ex presidenta llamó a la militancia a concurrir este domingo a las plazas a conmemorar el 17 de octubre "no con nostalgia", sino con la idea de "refrendar el pacto entre el capital y el trabajo” que estableció el peronismo.

"La pandemia ha dejado un mundo que agravó la desigualdad, pero incorporó dos cosas nuevas: incertidumbres y miedo al futuro", expresó CFK.


Y agregó: "En las elecciones si vemos los votos que reunieron las dos coaliciones principales, son el 70%. En el 2019, las dos coaliciones habían reunido casi el 90% de los votos". 

También analizó que "un tercio del electorado hizo uso de otras opciones electorales". 

"Necesitamos esa alianza virtuosa entre trabajadores y el capital, la empresa. Donde el Estado tenga un rol preponderante que ayude a que no exista un desbalance", consideró CFK que se refirió a la oposición y particularmente a Juntos por el Cambio, cuando les pidió que ayuden y “que pinchen los globos y se pongan a pensar en qué hacemos con el país”, en relación a los festejos tras las PASO.

También comentó que existe un “prejuicio antiperonista por parte de los empresarios”. “Es un prejuicio cultural contra el peronismo, pero la verdad que el crecimiento de las empresas y su expansión durante los gobiernos peronistas dan fe de que tenemos una propuesta que abarca al conjunto de la sociedad argentina”, fundamentó.

"Uno de los problemas más graves que tiene Europa es el precio de los alquileres. Acá prácticamente la consulta no la registró nadie: si era correcto expropiar 250 mil viviendas, constituir una inmobiliaria estatal que con esas propiedades de una política de alquileres bajos para presionar a la baja en el mercado de alquileres. Casi el 57% votó afirmativamente. Las mayorías se vuelven a reconstruir cuando se hacen cargo de las necesidades que tiene el pueblo", manifestó.