Mientras la gestión de María Eugenia Vidal y Cristian Ritondo se retira de a poco, queda a la deriva el deteriorado Servicio Penitenciario Bonaerense, cuyo colapso volvió a tener ayer un nuevo episodio. Se trata de la fuga de 11 detenidos en una comisaría superpoblada en el distrito de Quilmes.

En la seccional Tercera de esa ciudad, los calabozos estaban habilitados para alojar 12 personas, pero había 52. Cuando un efectivo policial intentó ingresar a llevarles comida, fue reducido por 12 presos que se dieron a la fuga corriendo. Sólo lograron capturar a uno y el resto se escapó.

El hecho ocurrió durante la tarde de ayer, y desde entonces se intensificó la búsqueda de quienes se escaparon. El incidente volvió a poner la lupa sobre el nivel de deterioro y hacinamiento en los espacios de encierro de la provincia de Buenos Aires, uno de los problemas que María Eugenia Vidal más intentó esquivar de cara a la opinión pública.

Cabe señalar que este tipo de situaciones en una comisaría de la provincia de Buenos Aires no es ninguna novedad para la gestión saliente. Sólo alcanza con recordar la llamada “masacre de Esteban Echeverría”, ocurrida en 2018, donde un incendio en una comisaría inhabilitada por la Justicia se cobró la vida de diez detenidos.

Por la fuga ocurrida ayer en la Tercera de Quilmes, Asuntos Internos inició un sumario y habría separado de la fuerza al titular de la seccional, Miguel Ángel Coch. El comisario no fue el único, dado que el segundo jefe, Rubén Darío Banegas, el oficial Jorge Fabián Omar Yolan, el responsable de calabozos Elías Nicolás Castillo y el ayudante de Judiciales Matías Javier Gómez también fueron separados de la fuerza.

Los once fugados fueron identificados como Eduardo Ezequiel Ramírez; Ignacio Alejandro Cardentes; Ulises Gastón Cabaña; Gonzalo Emmanuel Sotelo; Walter Alberto Luján; Adrián Muñoz; Luis Alberto Navarro; Aldo Adolfo Pérez; Alan Xavier Villalba; Mariano Ezequiel Arancibia y Jorge Adrián Torres. Hasta el momento, sólo se sabe que Villalba fue el único que lograron capturar.