Desde la medianoche la petrolera estatal YPF decidió aumentar nuevammente el precio de los combustibles. De esta manera, comenzó el mes de julio con una suba del 2,5% en el precio de sus nafta, y un 1,75% en el del gasoil.

Según informaron este aumento estuvo impulsado por la decisión del Gobierno de aumentar parcialmente el Impuesto a los Combustibles Líquidos. Esa suba del 3,9% había sido anunciada días atrás. 

En la suma total de este ajuste que golpea duro en el bolsillo de los argentinos, los combustibles ya llevan una suba del 15,5% en lo que va del año

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el litro de Infinia alcanzó los 50,43 pesos, mientras que la Súper 43,71. Por su parte, la Infinia Diesel se comercializa a 47,92 pesos y la D500 a 40,94.