Mientras el gobierno de la provincia de Buenos Aires pone las fichas en la reactivación en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), en el interior se complica la situación para los distritos donde comienza recién ahora a tener sus grandes brotes de COVID19. Uno de los casos paradigmáticos es el de Coronel Pringles, donde ahora solo queda una sola cama de terapia intensiva disponible.

“Estamos trabajando para ampliar ese número en las próximas horas”, dijo el intendente local, Lisandro Matzkin, quien informó sobre el delicado estado de situación del sistema sanitario local. Cabe recordar que en Pringles se había dado un brote de casos tiempo atrás que terminó de instalar de manera definitiva la circulación comunitaria del coronavirus.

Mientras tanto, el jefe Comunal advirtió que la situación económica de los vecinos locales se convirtió en un factor de apremio y que, a pesar del posible colapso sanitario, no va a volver a ampliar las restricciones de actividades. Entendemos que la situación económica de las familias es muy grave como para dejarlas sin ingresos, por eso, las medidas hay que enfocarlas hacia los grupos de riesgo, resaltó Matzkin.

“Nosotros no pedimos que no salgan de sus casas o que no vayan a los espacios públicos, pero sí que no compartan el mate o una bebida del mismo envase, porque es algo mínimo que se puede hacer sin mayores esfuerzos", pidió el Jefe Comunal.

En el caso de Coronel Pringles, el parte epidemiológico de la ciudad registra que hay 374 casos positivos desde el inicio de la pandemia en el mes de marzo, de los cuales 80 están activos. En tanto, la cifra de fallecidos llegó a 15.