El Presidente Alberto Fernández, junto al gobernador bonaerense Axel Kicillof y el jefe de Gobierno de CABA, Horacio Rodríguez Larreta anunciaron nuevas y más fuertes restricciones para el Área Metropolitana de Buenos Aires. El mandatario presidencial especificó que a partir del primero de julio y hasta el 17 del mismo mes, sólo podrán funcionar las actividades esenciales y el resto de los habitantes sólo podrá circular para realizar las compras de alimentos y medicamentos.

Cabe recordar que esta medida es el resultado de la preocupante crecida de contagios de COVID19 experimentado en las últimas semanas, con un fuerte foco de tensión en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), al que se sumaron episodios aislados de pueblos y provincias donde hubieron irrupciones repentinas de casos.

“Hoy, el 97 por ciento de los casos que se detectan ocurren en el Área Metropolitana de Buenos Aires, y en los últimos 20 días los casos aumentaron un 147 por ciento, y los fallecidos aumentaron un 95 por ciento”, informó el mandatario presidencial desde la residencia de Olivos.

Las nuevas restricciones al aislamiento social preventivo y obligatorio implicarán la limitación en el uso del servicio de transporte público, que estará destinado exclusivamente a los trabajadores de los servicios esenciales, que son 24 según el artículo 6° del decreto 297/2020.   

Quienes estén en esta última situación y se trasladen con sus automóviles deberán solicitar nuevamente el permiso de circulación correspondiente. “Vamos a volver a sacar a las fuerzas de seguridad para controlar el tráfico de automóviles y de personas para que solo se muevan los que cumplen actividades esenciales”, enfatizó el Presidente.

En ciertas zonas del Gran Buenos Aires, se permitirá el funcionamiento de algunas industrias como parques industriales, aquellas que exigen procesos continuos de producción, y las que producen con fines de exportación. Respecto del empleo público, se propiciará que tanto en Nación, como en Ciudad y Provincia se limite la circulación de trabajadores para incentivar el trabajo remoto en todos los casos en que pueda realizarse.

El mandatario anunció también que el Gobierno nacional continuará asistiendo al trabajo y la producción en las zonas afectadas del AMBA, así como continuará con el pago del IFE a quienes lo necesiten en esa área, en Chaco y en algunas zonas de Río Negro. “Así, estaremos preservando el empleo y dando tranquilidad a los empresarios, aliviándolos de una inversión muy alta que son los salarios”, destacó.

Recordó que “los comerciantes y los profesionales independientes tienen la posibilidad de acceder a un crédito a tasa 0, en relación a sus actividades”. Por último, informó sobre la continuidad del plan Detectar tanto en la Ciudad como en la provincia de Buenos Aires para descubrir contagios y dar los tratamientos que corresponden a los vínculos de proximidad de quien tiene test positivo. “Profundizaremos con mayor cantidad de gente y de test”, señaló el mandatario.

Queda claro entonces que es en el territorio que condensa el Conurbano y la Capital Federal donde se depositan todas las miradas de la esfera política. Los tres mandatarios de Nación, Provincia y Ciudad advirtieron sobre un posible “colapso del sistema sanitario” en caso de no implementar las medidas de prevención necesarias para mantener la pandemia bajo control.

Por su parte, el gobernador Kicillof aseguró que hablaron #con los expertos, con los especialistas, con los científicos y nos han dicho que hay que hacer lo que sabíamos que hay que hacer si esto seguía avanzando, que era tomar medidas mucho más fuertes. Fundamentalmente vaciar las calles, volver a quedarnos en casa, parar con las reuniones sociales, con las transgresiones, con el relajamiento, porque nos ha llevado a esta situación, no solo de contagios, sino también de utilización de nuestra capacidad hospitalaria".

Por otro lado, Rodríguez Larreta anunció que en la ciudad de Buenos Aires se mantendrá la atención bancaria y las salidas recreativas con los chicos, pero quedará suspendida la actividad física. “Van casi 100 días de cuarentena, sé que es duro, que genera angustia en los comerciantes, a los padres que no podemos mandar a nuestros chicos a la escuela. Y es muy difícil para nosotros como gobernantes, sabemos del cansancio y la frustración que genera”, reconoció Horacio Rodríguez Larreta, pero remarcó que “esta cuarentena nos evitó el colapso del sistema sanitario, como pasó en muchas ciudades del mundo”.

La grabación del anuncio se realizó en el Salón de Conferencia de la quinta de Olivos, donde cada uno de los tres mandatarios moderó su discurso acorde a la situación puntal de sus jurisdicciones.

Mientras, en la opinión pública predomina el clima de incertidumbre plena frente a una nueva extensión “más estricta” que las anteriores, definición que apunta a reforzar los controles de circulación en la vía pública y modificar de manera estructural el sistema de transporte, al menos hasta el 17 de julio.

Acorde a lo discutido en los últimos días, el anuncio de hoy busca sintetizar las demandas de buena parte de la población y de los distintos sectores políticos y gremiales, donde se debate entre la necesidad de extremar las prevenciones sanitarias para que mentado “pico” no desborde el sistema de salud y, al mismo tiempo, lograr mantener en equilibro el golpeado aparato productivo y laboral del Gran Buenos Aires.