El precandidato a presidente por el Frente de Todos Alberto Fernández, junto con el precandidato a gobernador Axel Kicillof, desembarcaron juntos en Almirante Brown y Lomas de Zamora,  donde junto con los intendentes dieron fuertes discursos para estudiantes y adolescentes, en busca fortalecerse en el Conurbano de cara a las PASO del próximo 11 de agosto.

La primer parada fue Brown, donde fueron recibidos por el intendente Mariano Cascallares, con quien mantuvieron un encuentro con 500 estudiantes, un sector donde el Frente de Todos se hace fuerte y se espera que coseche una buena cantidad de votos.

“Los jóvenes son la conciencia crítica de la Argentina y ustedes movilizados tienen mucho que ver con la formación de los valores del futuro. No hay peor sociedad que la que los silencia, la que no quiere que ustedes piensen y la que frustra sus sueños. Por eso, les pido hoy y siempre que si soy presidente y me equivoco, hagan todo lo necesario para llamar mi atención y corregirme cuando me equivoque”, sostuvo Fernández al tomar palabra.

Por su parte, Kicillof puso el ojo en la organización estudiantil. “Creemos que los centros de estudiantes y la participación política de los pibes y pibas es fundamental para mejorar la educación”, sostuvo. “El gobierno confunde el esfuerzo personal con salvarse a costa del otro, sin importar nada más. Está bien el esfuerzo, pero tiene que estar acompañado de sensibilidad social y seguridad y también de un Estado presente. Para esto, es fundamental que los pibes y pibas sigan involucrándose y teniendo un pensamiento crítico”, agregó.

Más tarde llegaron a Lomas de Zamora, donde compartieron un almuerzo con Martín Insaurralde y con integrantes de 90 centros de jubilados y pensionados. Allí, además de Insaurralde y Cascallares, llegaron también los intendentes Gabriel Katopodis (San Martín), Juan Zabaleta (Hurlingham) y Juan Pablo de Jesus (La Costa) y los diputados Felipe Solá, Mirta Tundis y Fernando Asencio.


En Lomas, Fernández anotó una promesa de campaña y anticipó “una ley que diga que no pagarán medicamentos porque el Estado los va a subsidiar”.

Fernández apuntó que “una sociedad que se olvida de los viejos es una sociedad miserable”. “Quiero una sociedad que le rinda el respeto que se merece. Lo vamos a hacer”, apuntó, y anunció que en caso de ser presidente, “el fondo de garantía solidaria va a ser de los jubilados, no para préstamos sino para que mejoren los ingresos”.

“Van a tener un presidente de la Nación que los va a cuidar, los va a defender. Venimos a comprometernos que juntos -con la compañera Verónica Magario- no nos vamos a olvidar ni un solo día de los abuelos, de las jubilaciones, de los remedios”, sostuvo por su parte Kicillof.