A pesar de que lanzamiento de oficial es mañana en La Plata, la gobernadora María Eugenia Vidal ya se encuentra en plena campaña. Esta vez desembarcó en la cuarta, una de las secciones donde mejor le ha ido al sello Cambiemos -hoy Juntos por el Cambio-. Por la mañana, visitó Arenales, más tarde pasó por Chivilcoy y finalmente llegó a Junín, donde sin nombrarlo, apuntó contra el candidato del Frente de Todos.

“Este es un equipo con valores, que cree que gobernar es hacer y estar. A esas dos palabras reducimos lo que para nosotros significa la responsabilidad de estar en este lugar”, comenzó diciendo la gobernadora en un escenario 360° rodeada por los intendentes de la cuarta, los candidatos a diputados nacionales y los dirigentes sin tierra que buscarán en estas elecciones dar el batazo en los distritos peronistas.

Sin dar demasiadas vueltas, Vidal se metió de llenó en los comicios. “Este año es muy importante. No solo porque hay elecciones. Esta no es una elección más; es tal vez, para nuestro país y para nuestra provincia, la elección más importante de la democracia”, afirmó en línea con lo dicho en la cumbre de Juntos por el Cambio.

“No vamos a elegir un partido, una persona; vamos a elegir una oportunidad de seguir cambiando, logrando cosas que creíamos imposible o volver al pasado. Y el pasado para nosotros es el abandono, es la mentira, son las falsas promesas, es el sometimiento, eso es el pasado”, apuntó la gobernadora, quien destacó que “ese pasado” “duró  28 años en la provincia de Buenos Aires. “Era la provincia del abandono. La que cuando más lo necesitabas el Estado no estaba. Esa es la provincia del pasado”, subrayó.

En sintonía con el tono más encendido que viene despachando, la gobernadora apuntó directamente contra la oposición “Hoy, con algunas caras nuevas que nunca vimos, y otras que conocemos bastantes, los mismos que fueron parte de esos 28 años, de ese pasado que encontramos, son los que nos prometen futuro”.

“¿Quienes le van a dar futuro a la provincia: ellos que estuvieron 28 años o nosotros que la peleamos desde hace 3 años y medio? Esa es la elección que tenemos que hacer los bonaerenses”, apuntó la gobernadora que enseguida comenzó con un pequeño repaso de sus logros: rutas, obras hidráulicas, cañerías, entre otros ejes. “Eso no es marketing. No es una promesa. Hoy está, hoy funciona. Eso es así”, aseguró Vidal casia  modo de respuesta a Axel Kicillof, quien días atrás aseguró “gobiernan así, con el marketing y las operaciones”.

La gobernadora que últimamente viene lanzando, junto a varios de sus ministros, dardos al precandidato del Frente de Todos, aprovecho para sacar chapa de bonaerense, un valor que busca capitalizar frente al “porteñismo” de Kicillof.  “No solamente es hacer, es estar, es escuchar, es conocer. ¿Cómo le vas a dar a los bonaerenses lo que necesitan si nunca tuviste en su pueblo? Si solamente fuiste a la ciudades grandes seis meses antes. Cuatro veces recorrí los 135 municipios de esta provincia. 18 años hace que vivo acá. Y hace 3 años les dije a los bonaerenses que nos iba a ser presidenta, que los iba a elegir a ellos, que los iba a defender, que nos los iba a usar como un trampolín de voto y acá estoy cumpliendo mi promesa", sostuvo Vidal.

Al igual que su ministro de Economía, Hernán Lacunza, Vidal apuntó contra el ex titular de la cartera de Hacienda de la Nación. “Son los mismos que se quedaron callados cuando nos sacaron el fondo del conurbano. Esos se dicen que te vana defender que te van a dar un futuro. Son esos”, sostuvo la gobernadora.  “Nosotros cuidamos tu dignidad”, aseguró. 

Cerrando su discurso, la gobernadora pidió el apoyo de los bonaerenses. “Este equipo es consciente de lo que falta”,  “empezamos y como empezamos sabemos cómo seguir”.  “Acá hay un equipo que está que hace, que quiere seguir estando, que quiere seguir haciendo, porque los bonaerenses nunca nos damos por vencidos. Hay una provincia que se está poniendo de pie y que ahora va avanzar de verdad”, concluyó la gobernadora.


Previo a la intervención de Vidal quien tomó la palabra fueron su Ministro de Seguridad y precandidato a diputado nacional Cristián Ritondo y su vicegobernador Daniel Salvador, quienes tampoco dudaron en apuntar contra la oposición.

"Es tan importante esta elección, es ganarle al pasado que es la alternativa. Hay una gran frustración porque no se conformó una alternativa que pueda proponer algo superior; la alternativa es el del facilismo, de la mentira”, sostuvo Salvador.

Polémico, el dirigente radical, sin reconocer a los gobiernos peronistas previos, sostuvo que “Mauricio Macri no sólo va ser el primer presidente de la democracia que termina un periodo, sino que va a ser reelecto y María Eugenia Vidal va a ser la próxima gobernadora”.

Por su parte Ritondo salió a relucir el caballito de batalla de Juntos por el Cambio y habló de su ministerio. “Cuando empezamos supimos el cambio no solamente iba a estar en las obras. Sino iba a estar en el estilo de gobernar y en pelearnos con los más malos, que eran los narcotraficantes y los mafiosos”, sostuvo.

“Dimos una lucha sin igual”, consideró Ritondo, al tiempo que destacó que  derribaron  “un búnker por semana” ahora “donde hubo muerte va a haber vida”, aseguró.

Respecto a su tarea como futuro diputado, el ahora Ministro ratificó su compromiso con el territorio bonaerense. “Vamos a pelear por la provincia de Buenos Aires. Esa es la lealtad que me pidió la gobernadora y esa es la lealtad que voy a tener”, afirmó.