El ministro de Salud porteño, Fernán Quiros, dijo que en la Ciudad de Buenos Aires se observa una tendencia a "ciertos encuentros en lugares cerrados" por lo que llamó a buscar alternativas "más seguras" como el espacio público, para que la curva del coronavirus "termine de madurar".

Quirós llamó a los vecinos a mantener la conducta social y sostener las medidas vigentes en el marco del aislamiento obligatorio, para que la curva, que "está en una etapa relativamente madura, termine de madurar", en el contexto de una jornada donde la ciudad registró 1.059 casos de coronavirus y 53 fallecimientos.

En conversación con América, dijo  que es importante que la comunidad reflexione que "un encuentro en un lugar cerrado es lo menos recomendable; busquemos alternativas más seguras. Actualmente hay tendencia a ciertos encuentros en lugares cerrados, pero el espacio público es más seguro. Si necesitan encontrarse, es mejor que sea corriendo o andando en bicicleta, de 18 a 6, con barbijo y respetando la distancia de dos metros, pero no juntarse en lugares cerrados".

El responsable de la política sanitaria porteña agregó que la cantidad de casos diarios en la Ciudad "está estable" y la velocidad de crecimiento "muy tranquila".

Respecto de la segunda etapa de reapertura de actividades de las seis que definió el Gobierno porteño en el marco del aislamiento social, Quirós dijo que no tiene fecha y depende "de lo que veamos martes, miércoles y jueves y lo que evaluemos con provincia y Nación".

Quirós sostuvo que el coronavirus "es una enfermedad de ciudades, no de países, y mirando la Ciudad de Buenos Aires creo que es una cuestión de barrios, por densidad demográfica. El conurbano va detrás de la Ciudad en la madurez de la curva de casos, pero comparar jurisdicciones no funciona. También es natural que en ciudades grandes del interior vaya a madurar la curva".

El funcionario porteño señaló que el AMBA requiere "una estrategia y política común" y que hasta ahora "hicimos el esfuerzo de la mirada común y después las medidas se aplican según el lugar. Siempre llegamos a un buen diagnóstico común, de cómo agregar o desagregar. Luego deciden las autoridades. Los próximos días habrá políticas orientadas a lo que la ciudadanía pueda hacer".

Sobre las disponibilidades en terapia intensiva, Quirós dijo que la Ciudad cuenta con 450 para pacientes de Covid-19: "Eran 400 y agregamos 50 la semana pasada.Tenemos 284 ocupadas, 61% en el sector público y 78% en el privado. En la terapia intensiva de la Ciudad, la tasa de mortalidad es menor del 40%. La mayoría de los pacientes se recupera", completó.