Este jueves, en la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires se llevó adelante una nueva sesión ordinaria, donde el principal tema que se trató fue un proyecto del Poder Ejecutivo para expropiar seis terrenos e inmuebles en los que se planea construir cárceles y alcaidías, a lo largo de diez años. El cual finalmente logró la media sanción. 

La iniciativa fue impulsada por el Ministerio de Justicia bonaerense, que conduce el ex intendente de La Plata Julio Alak, y tiene como fin último disminuir la superpoblación que actualmente existe en las unidades penitenciarias y comisarías de la Provincia.


Los terrenos que se pretenden expropiar están distribuidos en los distritos de Moreno, Quilmes, Merlo y La Matanza. Allí se construirían nuevas cárceles y alcaldías departamentales en un plazo de diez años. Asimismo, contempla la finalización de obras para más de 2.000 lugares con diferentes grados de avance, algunas de ellas iniciadas durante la gestión de María Eugenia Vidal. 

El proyecto, en principio, parece contar con el aval de los legisladores de Juntos por el Cambio por lo que se espera que esta tarde obtenga media sanción en la Cámara de Diputados y pase al Senado bonaerense.

El aval de la Legislatura a la iniciativa es de vital importancia para el oficialismo dado que de otra manera no podrá expropiar los terrenos. El proyecto establece la construcción de dos unidades penitenciarias con capacidad de 1.000 detenidos cada una y diez alcaidías para 300 reclusos respectivamente.

Desde el Ministerio de Justicia informaron que casi el 70% de la población carcelaria en la Provincia tienen domicilio en el AMBA. Ello también implica que muchos de los detenidos sean trasladados y no estén cerca de sus familias.

Por otro lado, la situación de las comisarías también es acuciante dado que muchas de ellas incluso tienen sus calabozos clausurados. Sin embargo, aún en esos casos hay personas detenidas en condiciones de hacinamiento.