Por el cierre de las escuelas nocturnas en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, los docentes escracharon al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, en el bar Aquiles de Parque Chas para exigirle "no al cierre de las nocturnas" y una solución concreta.

Durante la visita del mandatario al local ubicado en Avenida de los Incas 4985, un grupo de docentes ingresó con carteles y pancartas bajo la consigna: "no al cierre de las escuelas" y varios vecinos pidieron que no cierren "las nocturnas".

Los funcionarios de Larreta querían calmar la situación y les explicaron que "no es la forma" y que tomarían nota a sus reclamos pero una de las manifestantes se quejó: "escriben, escriben y después hacen lo que se les canta". Otra mujer indicó que "nos ningunean" y también, se lamentaron porque "van a cerrar todos los profesorados, nos están vaciando".

A continuación, la misma mujer les señaló que en la ciudad de Buenos Aires, "disminuyó desde que está el macrismo, el presupuesto en educación en más de un 10%". Minutos más tarde comenzaron a cantar "las escuelas no se cierran, no se cierran, las escuelas no se cierran".

Luego del escrache, una docente interceptó a Larreta quien negó que las escuelas se estén cerrando: "te estoy diciendo que no, venimos abriendo 54 escuelas". Para intentar dispersar la situación, el Jefe de Gobierno les contó que va a haber una reunión en el Ministerio de Educación por ese tema con "con un grupo de personas que, como ustedes, está preocupada por esto".

La respuesta de una de las manifestantes fue contundente: "he participado de ese tipo de reuniones y después no terminan contestando", pero el mandatario insistió: "participen de la reunión que les organicé con Andrea", por la subsecretaria de Educación de CABA.

Al finalizar el momento, una señora que estaba escuchando atenta los reclamos de los docentes, ingresó al bar Aquiles, mientras expresaba: "qué mal fin de año, por qué no voté" otro partido.