El nombre de Dolores Solá está identificado con la música, más específicamente con el tango. La cantante de La Chicana, en la terraza de su hogar y juntos a sus perros, contestó las preguntas del Íntimo y habló sobre su infancia muy identificada con el campo junto a su familia y su recorrido en la profesión.

A la hora de hacer mención sobre su trayectoria, detalló cómo se fue enamorando del tango, donde destacó la importancia de su pareja, Acho Estol, con quien también comparte esa pasión día a día. Además, habló de su hermano, Felipe Solá y aseguró que como hermano y político es de la misma manera: transparente.

Por último, se metió de lleno en el contexto político, criticó al gobierno de Mauricio Macri describiéndolo como “el peor que existió” desde que nació dejando de lado la última dictadura militar. Aseguró que no se imagina otro mandato de Cambiemos después del 10 de diciembre y contó por qué no tocan en los distritos donde gobierna el oficialismo: “No queremos aportar lo que hacemos al proyecto este, es darle un poco de contenido culturalmente a ellos que son nulos culturalmente”, confesó.

Mirá la entrevista completa:


¿Qué es lo primero que se te viene a la memoria de la infancia?

-El campo. Porque desde que nací paso todos los veranos en un campo que tenemos a 200 kilómetros, pertenece a toda mi familia, incluidos primos y tíos. Somos una familia muy grande y al estar cerca nos íbamos. Fui muy feliz en el campo, acá también lo fui, pero me decís la infancia y me acuerdo de allí.

¿En qué momento nace la música en tu vida?

-No lo recuerdo porque tengo cinco hermanos mayores que siempre escucharon música, así que en mi casa sonaron The Beatles desde muy chica y disfruté de ellos. A mi viejo le encantaba la música, disfrutaba de diferentes tipos de estilos, por eso el tango siempre me acompañó, al igual que la música española y los fados. No sé cuándo exactamente, pero siempre manifesté interés y condiciones por así decir, me hacían cantar, me preguntaban cuando no se acordaban de alguna música por más que tuviera cuatro años. Siempre estuvo presente.

“El tango siempre me acompañó al igual que la música española y los fados”.

¿Cómo fuiste escalando en el ambiente del tango que es machista?

-En realidad mi camino en el tango fue raro. Para empezar, es una música que me gusta desde muy chica, nunca tuve ningún tipo de complejo o pensaba que era música para viejos; ninguna contradicción. Siempre me gustó como si fuera cualquier tipo de música y cuando lo conocí a Acho descubrimos que a los dos nos gustaba mucho el tango en una época que no era tan común que los jóvenes -en ese momento lo éramos (risas)- supieran muchos y cantaran tangos. Él siempre dice que Gardel y Le Pera, eran como Lennon y McCartney, una dupla fabulosa dentro de la música, y para mí lo mismo.



Comenzamos haciendo otra música, hasta que un día dijimos “qué ganas de hacer tango” y nos preguntamos para quién, porque la duda era el público. Empezamos a ir a la milonga y ya deslumbramos un futuro incipiente, había chicos que bailaban de zapatillas, había pibes que bailaban muy bien rock y tango, empezaban a ir a las milongas bailarinas de danza contemporáneas del San Martín, se empezaba a gestar algo. Nosotros, de hecho, debutamos en la Viruta en una milonga como trío.

“Nunca soñamos que íbamos a tener un lugar en el tango, lo hacíamos porque queríamos y nos gustaba”.

Nunca soñamos que íbamos a tener un lugar en el tango, lo hacíamos porque queríamos, nos gustaba y Acho se animó a componer tango, porque siempre había compuesto rock folclórico, me gustaron mucho y así nos animamos a realizar tangos nuestros. Perseveramos en un proyecto 23 años, tuvo que ver nuestro matrimonio y abrimos un espacio que estaba medio cerrado. No éramos los únicos, pero quizás junto con El Arranque fuimos los que duramos más tiempo y el tema de la composición fue fundamental, porque le dio una identidad.

¿Se puede decir que encontraste una manera de expresarte en el tango?

-Sí, no solo en el tango, porque La Chicana es un tercio de tango hoy en día. Tiene mucho de folclore. Es difícil encasillar la música, porque rockeros no somos, sin embargo, tenemos una libertad y una desfachatez que uno la asigna al rock, no hacemos rock and roll, pero hacemos un tema de Charly. Tenemos una libertad que uno está acostumbrado en el rock y no en el tango.


Ustedes siempre están haciendo show a beneficios, gratis y están muy cerca de la sociedad ¿Cómo ven que perjudica este contexto político, social y económico del país? ¿Y a ustedes como grupo?

-A nosotros nos perjudica como clase media, como a casi todos los argentinos que somos parte de ella y cada vez que vamos al supermercado nos perjudica muchísimo. Como grupo musical decidimos no tocar en los espacios donde gobierna el macrismo, en la ciudad desde hace 12 años; y ahora en la Nación y la Provincia, porque no queremos aportar lo que hacemos al proyecto este.

“Como grupo musical decidimos no tocar en los espacios donde gobierna el macrismo, en la ciudad desde hace 12 años; y ahora en la Nación y la Provincia”.

Siempre es un tema que discutimos con los compañeros porque hay quienes piensan que el espacio es nuestro, que es el Estado, es de todos y no hay que hacerse a un lado. Nosotros opinamos otra cosa, que es darle un poco de contenido culturalmente, a ellos que son nulos culturalmente, porque tienen una ignorancia enciclopédica. Por supuesto, la pagamos corriendo la libre, porque si bien cada vez que tocamos va mucha gente a vernos y eso es hermoso; no tocamos más para ningún evento y festival, salvo en algunos municipios donde estamos de acuerdo con quien lo conduce.

“Pensamos  que es darle un poco de contenido culturalmente, a ellos que son nulos culturalmente, porque tienen una ignorancia enciclopédica”.

Hablaste de los 12 años del gobierno del PRO en la ciudad. ¿Cómo calificas la presidencia de Macri?

-Es el peor gobierno que existió desde que nací seguro. Por supuesto, lo sanguinario que fue el Proceso Militar tiñe todo lo demás, porque son 30 mil desaparecidos uno no puede decir que nada fue peor que eso, fue devastador y económicamente nefasto. Pero no lo habíamos votado, era una nube negra de otra historia.

“El gobierno de Macri es el peor democrático que existió desde que nací”.

Este tiene de trágico que uno está al frente de la manipulación de los ciudadanos y que la gente va, pone el voto y además de ver un nuevo sistema de manipulación a través de los medios, un poco parecido a la ciencia ficción que consumimos en los años ‘70, ‘80 y ‘90, ve lo que el nuevo sistema de colonización de Estados Unidos, ya no es desde el golpe y los militares, sino a través de las empresas y los medios, es aterrador, te da la impresión que uno está frente a algo que tiene cierto futuro.

“Este Gobierno tiene de trágico que uno está al frente de la manipulación de los ciudadanos y que la gente va, pone el voto”.


Seguramente sea difícil de dividir. Háblame de Felipe Solá hermano y Felipe Solá político

-Es bastante parecido como candidato y en su vida. Felipe es transparente, no esconde, en eso es parecido a mí, es fácil conocerlo por eso mucha gente le ha perdonado muchos errores históricos, porque ven cómo es. Algunos, otros no se lo perdonarán nunca. Se ha equivocado más de una vez, se ha equivocado fiero algunas veces, lo reconoce.

“Felipe (Solá) es transparente, no esconde. Se ha equivocado más de una vez, se ha equivocado fiero algunas veces, lo reconoce”.

Es muy sincero, muy franco, una persona muy honesta y paga esto de comprometerse, jugarse y que lo defrauden, lo caguen. Es bastante cabrón como político y persona, tiene un carácter fuerte. Ahora por suerte la vida política Argentina, si bien por el horror y la desgracia, le ha dado la posibilidad de jugar un lugar importante en esta lucha.

¿Te animás a pensar otros cuatros años más de Macri?

-No, no me amino a pensar otro gobierno de Macri. Creo que no los terminaría, explotaría el país, arderían las calles. No lo digo como deseo, lo digo porque los movimientos sociales todo este tiempo han hecho una enorme tarea en aplacar el dolor, la necesidad, pero no sé si podrían hacerlo cuatro años más. Creo que el daño que ya se le ha hecho a la Argentina es enorme, es más fácil destruir que construir y con otros cuatros años más no lo quiero ni pensar. Sería dramático.

“No me animo a pensar otro gobierno de Macri. Creo que no los terminaría, explotaría el país, arderían las calles”.

¿Cómo te imaginas al país después del 10 de diciembre?

-Me imagino una Argentina dificilísima por lo que nos toca, porque es muy posible que este no sea el peor año, que el que viene sea peor y ahora sí por la herencia. Además, es complicado porque mucha gente se ilusiona mucho con que pierda Macri, y gane Alberto y Cristina, pero no va a volver a ser diciembre del 2015. Va a ser encontrarse con un país totalmente distinto, devastado, destruido, con la derecha muy envalentonada, con una parte del poder que recuperó y no la va a ceder así no más. Yo voy a estar muy contenta, va a ser el principio de algo bueno, pero va a ser duro, quien no lo piense así, no quiero partirles el corazón, yo voy a emborracharme de alegría si llegamos a ganar, pero creo que se viene algo durísimo.

“Yo voy a emborracharme de alegría si llegamos a ganar (el peronismo), pero creo que se viene algo durísimo”.

Artísticamente y culturalmente, ¿Argentina es un país atrasado o cómo lo ves?

-No lo veo para nada atrasado. Somos un país latinoamericano, tercermundista, con los males que padece Latinoamérica, pero bastante avanzado. Prohibimos la esclavitud antes que Estados Unidos, hicimos ley el matrimonio gay antes que muchísimas ciudades en el mundo, tenés un nivel cultural altísimo. Creo que hay un parte del país atrasada, como en muchísimos países que son potencias mundiales.


Como mujer. ¿Cómo vivís el movimiento de lucha feminista?

-La verdad que, con una enorme admiración a las nuevas generaciones, la verdad que no me siento parte de ella a pesar de que siempre fui una mujer bastante feminista, pero no ha sido mi lucha. Soy parte, voy a las marchas, trato de estar a la altura de ellas que me guían, pero tengo unos enormes resabios de machismo que no tienen las nuevas generaciones, es más soy esclava a veces de ese machismo para pensar y analizar ciertas cosas que me parecen un poco fuerte o exagerada. Así1 que me tomo de su mano y confió en ellas.

Sobre la lucha feminista: “Soy parte, voy a las marchas, trato de estar a la altura de ellas que me guían, pero tengo unos enormes resabios de machismo que no tienen las nuevas generaciones”.

A futuro ¿Cómo sigue la vida de Dolores Solá y qué sueño te queda por cumplir?

-No tengo sueños. Tengo ganas de cosas, pero no sueños. Va, un sueño es que pierda Macri, ese sí es un sueño, pero sueños para mi vida no. Quiero seguir con proyectos para La Chicana, de sacar un disco solista, de cambiar y comprarme una casa un poco más grande, cambiar el auto, de viajar. Muy burgueses mis sueños, no voy a decir que mi sueño es la paz mundial porque es una boludes enorme. Si me gustaría que caiga el capitalismo, pero es muy fuerte como sueño porque después qué vendría.

“Sueño con que el matriarcado sea un hecho. Las mujeres nos merecemos la posibilidad de guiar el mundo”. 

Sueño con que el matriarcado sea un hecho, creo que las mujeres nos merecemos la posibilidad de guiar el mundo, de hacernos cargos de esta civilización que se va al carajo, creo que lo haríamos mejor y merecemos que nos dejen probar. El capitalismo está muy agarrado, como dice Rita Segato, al machismo y también es un modelo que está dando sus últimos estertores, como tal lo conocemos.