El juez Claudio Bonadio procesó a 92 intendentes y ex intendentes peronistas o cercanos al kichernismo de todo el país, por la causa como partícipes necesarios de un supuesto fraude en contra de la administración pública, a través de un programa de tratamiento de residuos urbanos. Uno de los acusados es el intendente de San Antonio de Areco, Francisco 'Paco' Durañona, quien en conversación con Diagonales explicó que al asumir recibió un "basural detonado" y que con el dinero del programa GIRSU logró que hoy esté "saneado" por lo que afirmó: "esto es una causa netamente política".

La causa por la que el magistrado procesó a los Jefes Comunales tiene sus inicios cuando asumió el secretario de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Sergio Bergman, y ordenó realizar auditorías de varios programas. Entre los programas que investigó a fondo estaba la Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos (GIRSU), que insumió unos 600 millones de pesos y que fueron repartidos entre muchos municipios de todo el país. Por esa causa actualmente están procesados 92 intendentes y ex intendentes peronistas de todo el país, de los cuales 32 son de la Provincia.

Para el mandatario que tiene aspiraciones de competir con la gobernadora, María Eugenia Vidal, por la gobernación, "esto es una causa netamente política".

Durañona recordó que cuando sucedió a la radical María Ester Lennon, en la intendencia "me encontré con un basural totalmente detonado, a cielo abierto, lo ordenamos, hicimos todo el proceso de recolección, no había ni cestos de basura en la ciudad, ni contenedores, ni maquinarias, nada". Por eso, "parte de esos fondos los utilizamos para arrancar con un proyecto que es muy costoso y muy difícil".

A continuado explicó que en San Antonio de Areco el Basural a Cielo Abierto está en proceso de saneamiento, ya no se realizan más vuelcos ya que todo se procesa y traslada diariamente al CEAMSE. Además aseguró queel Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS) les extendió un documento "certificando el proceso de saneamiento del Basural a Cielo Abierto".

En contraposición, contó que el municipio oficialista de Baradero "tiene detonado el basural que está sobre la autopista que va a Rosario, tiene un problemón porque ha tenido múltiples incendios, focos infecciosos y una problemática muy compleja, porque es un tema complejo independientemente del partido".

 Durañona aclaró que "veníamos todos ejecutando un programa de residuos sólidos urbanos que cuando asumió Macri, lo descontinuó, entonces varios quedaron a mitad de camino". En esa línea ejemplificó que en su distrito, Nación le debe al municipio $10 millones por el Programa Girsu por lo que se mostró extrañado por el accionar de la Justicia: "llama mucho la atención".

El jefe Comunal ya se presentó a prestar declaración indagatoria y se ofreció voluntariamente a responder preguntas, pero "no tienen ni idea de qué están hablando, no saben qué es un basural, no saben qué es una gestión municipal, los recursos que se manejan, las facultades que tenemos, ni cómo se lleva adelante un proceso de higiene urbana y recolección de residuos", se quejó.

Cuando se presentó ante la Justicia, Durañona les ofreció realizar en su distrito una inspección ocular "para que vean cómo está el basural ahora, dado a que ellos tiene la documentación que constata cómo lo recibimos, pero no vinieron", se lamentó. 

Finalmente, aseguró que "el 100% de los municipios ha trabajado muy seriamente con el tratamiento de los residuos, y si se van a hacer causas judiciales por malversación de fondos por supuestos cambios de destino, Macri se va a pasar su vida recorriendo pasillos de tribunales".