En medio de un disputa con el Gobierno por las restricciones a la exportación de carne, desde la Mesa Nacional le exigen al Ejecutivo Nacional y a los gobiernos provinciales medidas concretar para mitigar el impacto de la sequía en la producción agropecuaria.

“La sequía está pegando muy duro, hay pérdidas irrecuperables”. sostuvo Horacio Salaverry, el presidente de CARBAP, en diálogo con Radio Provincia. El productor aseguró que las consecuencias se ven "sobre todo en el maíz, que en el mes de enero necesita mayor cantidad de agua". 

"La soja tiene más probabilidades (para soportar la falta de lluvias) pero indudablemente también va a afectar la cosecha”, añadió. Asimismo explicó que “en la ganadería el gran inconveniente es el achicamiento de los campos porque las pasturas no vuelven”, mientras que “un día de calor como hoy, un animal adulto puede consumir hasta 80 litros de agua, por lo que los productores tienen que estar atentos”.

Salaverri reclamó la ayuda del gobierno de Axel Kicillof a través de la Ley de Emergencia. Sin embargo, remarcó que, a su entender, la legislación necesita de modificaciones ya que "no es práctica" a la hora de su aplicación. "La merma en la cosecha no sólo genera inconvenientes para los productores” sino también al país “porque habrá un menor ingreso de divisas”, señaló Salaverry. 

En tanto, la Sociedad Rural Argentina también sacó un comunicado donde expresan su preocupación por la sequía y "las consecuencias que ya ha generado este fenómeno climático en el resultado económico del productor". 

"Necesitamos una rápida respuesta ante la dura realidad que está dejando la sequía, en un contexto económico complejo con falta de previsibilidad macroeconómica y regulaciones crecientes que limitan la inversión y el desarrollo", remarcaron.

El presidente de la SRA, Nicolás Pino, consideró que "las condiciones a nivel país son alarmantes" dado que "8 de cada 10 hectáreas productivas están en condición seca a muy seca con pérdidas generalizadas en varias provincias. 

"Necesitamos que los gobiernos provinciales se activen”, señaló y pidió que cada gobernador convoque "de manera urgente, a las Comisiones de Emergencia y/o Desastre Agropecuario para evaluar las zonas afectadas y daños directos en la producción.


Por su parte, Carlos Iannizzotto, titular de Coninagro, aseguró que desde la entidad en conjunto con otras organizaciones han trabajado en una Ley de Seguro Agrícola que "insólitamente está trabada en Diputados". 

"Los productores necesitamos que se trate para mitigar graves inclemencias climáticas", expresó. "Vivimos en un marco de inestabilidad tan grande que se relativiza la gravedad de estos sucesos.El Fondo de Emergencia es insuficiente por montos e ineficaz en su aplicación por la demora y los tiempos", agregó. Iannizzotto afirmó que "el productor de campo está desprotegido ante crisis hídrica, incendios y sequías".