A partir del mediodía llegará al Senado bonaerense el ministro de Infraestructura, Roberto Gigante, que se dispondrá a dar explicaciones sobre el Presupuesto 2019. El funcionario de María Eugenia Vidal responderá a las preguntas de los diputados y senadores de la comisión de Presupuesto e Impuestos y se espera que reciba cuestionamientos de los jefes de bloques opositores por el reparto “discrecional” de fondos para obras públicas en los municipios bonaerenses.

Es que en el proyecto que impulsó el Ejecutivo bonaerense se contemplan obras en 127 distritos de la Provincia, por lo que 8 jefes comunales –que pertenecen al radicalismo y a Unidad Ciudadana- se quedaron sin absolutamente nada.

Además, gran parte de las obras públicas para municipios fueron destinadas al mantenimiento edilicio de dependencias del Poder Judicial, unidades penitenciarias y alcaldías. En tanto, desde el Instituto de la Vivienda bonaerense se destinarán fondos para la construcción de viviendas en 46 municipios.

En este aspecto también sobresale un “favoritismo” amarillo, ya que de los distritos que tendrán fondos para viviendas, 30 son oficialistas (65%), 13 del FPV (28%) y 3 vecinalistas. El ministro también hablará de las obras hídricas en los municipios que en los últimos años vienen sufriendo inundaciones y defenderá endeudamiento por otros 77 mil millones de pesos.

Sumado al ajuste generalizado del gasto, los municipios deberán hacerse cargo el año próximo de los subsidios de la “tarifa social” del transporte público, de las eléctricas y del agua. Para colmo, desde Provincia piden a los intendentes que el aumento de tasas no sea mayor al 38% que se impuso en territorio bonaerense y alcaldes propios y ajenos ya ponen el grito en el cielo.

La ronda de funcionarios que defienden el Presupuesto 2019 en la Legislatura comenzó el lunes con la presencia del ministro de Economía, Hernán Lacunza. Ese día, desde el Frente Renovador (FR) aseguraron a Diagonales que "el mayor problema que se llevó el ministro es que estamos notando que hay un gran ajuste desde el Gobierno Nacional hacia la Provincia". Además, manifestaron su preocupación porque "están faltando 19 mil millones que no están en el presupuesto".