Luego del resultado de las PASO 2019, después de varios meses de usarse como instrumento anti inflacionario, el tipo de cambio nominal aumentó aproximadamente un 25%. La duda central radica en: si fue una posible reacción del mercado o el Gobierno actual dejó de hacer presión para mantener un tipo de cambio anclado.

Sin importar cuál haya sido el problema, el tipo de cambio impactó de manera negativa en los salarios de los argentinos y, posiblemente, lo haga en la actividad de la industria si no se realizan políticas para aliviar la crisis actual.

El gráfico anterior muestra cuál fue la variación del tipo de cambio real hasta mayo 2019. Luego de los resultados de las PASO 2019, el tipo de cambio real aumentó de manera considerable, posiblemente, impactando negativamente en el corto plazo en varias variables macroeconómicas y sectoriales.

En cuanto a la economía doméstica, la gran masa asalariada perdió poder adquisitivo. Esto se debe a que los oferentes aumentaron sus precios en relación a la suba del tipo de cambio, mientras que los salarios no ajustaron de igual forma, por lo que el salario real se ve disminuido luego del aumento del dólar. Esto trae como consecuencia una caída en el consumo, la inversión privada y expectativas negativas para el corto plazo.

Indirectamente, junto con la caída de las variables anteriormente mencionadas, cae de la misma manera la actividad económica, ya que a pesar de verse beneficiado el sector industrial por una mayor competitividad en la exportación de bienes transables, no llega a compensar el efecto negativo.

Sin embargo, el gobierno actual parece no estar prestando detallada atención a las políticas necesarias para alivianar la crisis que están sufriendo diversos sectores económicos y distintas familias. De todas formas, son beneficiosas algunas de las políticas propuestas en estos últimos días con el objetivo de disminuir la baja en el nivel de actividad, consumo y frenar el deterioro de las condiciones sociales.

*Licenciatura Economía de la Universidad Nacional de San Martín. Twitter: @Nicolascostante. En colaboración con Federico Favata, docente e Investigador CIMaD - EEyN (UNSAM). Twitter: @FedeFavata