La cumbre del PJ en La Matanza no solo será el escenario para debatir quién será la figura encargada de darle pelea a María Eugenia Vidal en las próximas elecciones, sino que irá en busca de sellar la unidad del peronismo más amplia posible, con un armado que posibilite incluir a voces hasta ahora distanciadas.

Tras la fragmentación suscitada en el 2017, donde Cristina Fernández de Kirchner decidió encabezar Unidad Ciudadana, mientras Florencio Randazzo se quedó con el sello del Partido Justicialista y Sergio Massa hizo lo propio con el Frente Renovador, el 2019 encuentra a los diferentes actores del peronismo en la necesidad de concretar un gran frente opositor que pueda resolver las diferencias si pretende desplazar del poder al macrismo.

Intendentes, legisladores y referentes de todo el territorio bonaerense se harán presentes hoy en La Matanza para dar su voz y dirimir diferencias que, hasta ahora, han marcado los límites para llegar a un acuerdo. Además, el acercamiento a la unidad será una muestra estratégica de fortaleza ante la tambaleante relación surgida entre el radicalismo bonaerense y Vidal en las últimas semanas.

En ese sentido, según pudo saber Diagonales, la cumbre del PJ tendrá como eje discutir los cuadros electorales para la Provincia, hoy repartidos entre el grupo de los intendentes como la matancera y anfitriona del encuentro, Verónica Magario, como también al lomense Martín Insaurralde o el jefe comunal de San Antonio de Areco, Francisco Durañona.

En tanto, desde el ala más cercana al sello de La Cámpora y ajeno a las discusiones y armados entre alcaldes del conurbano, emergió en las últimas semanas la figura del diputado Axel Kicillof, quien se ha posicionado en la disputa por la gobernación. La esperanza también está en lograr unificar con el sector del massismo más duro, hasta ahora reticente a asociarse con el kirchnerismo.

A su vez, las expectativas están abiertas sobre la posibilidad de que la propia CFK se sume a la disputa electoral por la provincia de Buenos Aires, aunque la ex presidenta se mantiene en silencio.

Lo cierto es que, en camino a unas PASO lo más amplias y plurales posibles, el PJ necesita fortalecer la inclusión de todas las voces para decidir cuál será el armado que le pueda arrebatar a Cambiemos el distrito más importante del país

 Mientras tanto, las elecciones están cada vez más cerca y las distintas vertientes del peronismo tienen el desafío de demostrarle al electorado bonaerense que pueden resolver sus particularidades en pos de un proyecto común.