Continúa el reclamo de los estatales de ATE, que ayer iniciaron una jornada de lucha de 48 horas y movilizaron al Ministerio de Economía del Provincia. En tanto, hoy sigue con el acampe que llevan adelante en plena Avenida 7, en exigencia de la reapertura de paritarias y mejoras laborales.

“Pedimos el pase a planta de 9 mil trabajadores. Vidal había asumido el compromiso con 4 mil trabajadores pero no cumplió. Los otros cinco mil son contratos mensualizados híper basura en una modalidad inventada por este gobierno y son personas que en diciembre estarían perdiendo su trabajo”, explicó el dirigente de ATE, Oscar De Isasi.

Reapertura de paritarias, pases a planta permanente y en defensa del IOMA y el IPS son los principales puntos del reclamo.

En conferencia de prensa esta semana, el secretario general adjunto, Carlos Díaz había señalado que la situación salarial que atraviesan los estatales es “caótica” y añadió: “El promedio de nuestros salarios es de alrededor de 18 mil pesos, cuando la canasta básica familiar es del orden de los 33 mil pesos”.

En tanto, la medida de lucha que incluyó paro y movilización contó también con la adhesión de los judiciales de AIB, quienes también exigen mejoras salariales.