En rol de futuro Canciller, Felipe Solá, dejó definiciones sobre lo que será la política exterior del gobierno de Alberto Fernández y lanzó elogios a la figura del ex gobernador bonaerense, Daniel Scioli. Fue durante una conferencia en la Universidad Torcuato Di Tella y en una entrevista televisiva posterior.

"Aparentemente van a nombrar a un neófito (en la Cancillería). A un tipo que no viene de las Relaciones Internacionales. Tiene una gran confianza con el presidente y una trayectoria política más bien larga. Pero resulta que el tipo tiene que aprender", dijo Solá tras las críticas que ha recibido su designación. 

El actual diputado nacional dijo que "el que llega no tiene que tratar de reemplazar a todo el mundo sino de mejorar la autoestima. Eso lo hizo Domingo Cavallo y lo hizo muy bien". Y adelantó que volverá a traer el área de Comercio Exterior a Cancillería y que se "trabajará en forma absolutamente sistémica con el ministerio de Desarrollo Económico, que es lo que hasta ayer era el ministerio de Producción".

Consultado acerca de la relación con Brasil, Solá aseguró que se está "haciendo un duelo" pero que buscarán dejar de lado la cuestión ideológica a la hora de construir una relación. "No tenemos que caer en ideologizar desde nuestro lado. No vamos a aceptar que el debate se quede en lo ideológico", expresó.

Sobre la figura de Scioli que suena a ser embajador en Brasil, dijo que "puede ser muy útil" en el país gobernado por Jair Bolsonaro gracias a que es "un buen negociador". "Daniel Scioli es un buen negociador y no tiene cierta mochila ideológica (...) que puede ser muy útil en Brasil, en la forma fresca de acercarse a un gobierno complicado", respondió Solá más tarde al ser consultado durante una entrevista que brindó al programa La Rosca de TN. 

Pero volviendo a la charla en Di Tella, el momento más complejo se dio cuando se le preguntó por Venezuela. El futuro ministro dedicó varios minutos a tratar de plantear una postura que no quedó del todo clara, aunque evitó condenar tajantemente el régimen de Maduro.


"Los objetivos deben ser mucho más elevados de qué pensás de Venezuela. Nos vamos a quedar en el grupo de Lima para tener un lugar en donde hablar. No estoy conforme con lo que pasa pero quisiera una nueva unidad basada en cuestiones más fuertes que las simplemente ideológicas", expresó.

Y agregçp: "Se puso mucha plata. Estados Unidos puso mucha plata y deben estar muy decepcionado con Guaidó. Nosotros también queremos que hayan elecciones. Tenemos muchos datos de que el gobierno de Maduro es un grupo ya jugado. Si hay alguien preparado para pelear son ellos".

Para cerrar el tema estimó que es necesaria una "intervención humanitaria en Venezuela" para que sea la manera de "ir preparando el terreno para un ambiente distinto".

Por último, se refirió a la cuestión de género y a la posibilidad de sumar más mujeres a las distintas embajadas argentinas. "Quiero tener un mix. No garantizo nada. Sí me parece que hay que modificar algunas conductas de Cancillería que son bastante machistas. No voy a hacer show del género".