En la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires arrancó la sesión pasadas las 20 horas y se aprobó con 68 votos positivos la ley que modifica las reelecciones de los intendentes. De esta manera, 90 jefes comunales bonaerenses -que fueron elegidos en 2015- podrán volver a postularse en 2023. 

En esta sesión se trató las reelecciones de los intendentes, que ya había obtenido previamente media sanción en la Cámara de Senadores. Con 68 votos a favor, Diputados convirtió en Ley el proyecto que modifica la Ley que limita las reelecciones de intendentes. 

La nueva legislación, impide la toma de licencias y cuenta como primer mandato los comenzados en 2019.

El vicepresidente de la Cámara de Diputados, Rubén Eslaiman, pidió que la votación sea nominal a voto cantado. Allí se expusieron las diferencias de Juntos y del oficialismo. Los legisladores que responden a intendentes del PRO y de la UCR acompañaron los cambios. Mientras que el vidalismo, Avanza Libertad y la Izquierda rechazaron la norma. Pero no alcanzó para trabar la ley. 

Los cambios busca poner un "cerrojo" a que los intendentes puedan ir por un tercer período. Aunque se habilita a los jefes comunales que hayan sido electos en 2015 y reelectos en 2019 a que puedan postularse nuevamente. 

Cabe señalar que minutos antes, en el senado bonaerense se daba media sanción al proyecto. Fueron 36 legisladores los que votaron a favor, entre los que aparecen los que responden a intendentes del PRO y el peronismo.


En conversación con Diagonales, un diputado que responde a María Eugenia Vidal aseguraba que estaban cerca de llegar a juntar los 31 votos necesarios para frenar el proyecto que modifica las reelecciones de los jefes comunales. Aunque reconoció que está "peleado".  

Al comenzar la sesión, el presidente de la Cámara de Diputados Federico Otermín, informó que el diputado Molina presentó el alta médica y el test de antígeno necesario para comenzar a trabajar en el cuerpo.