Familiares de los marineros del barco pesquero Rigel que naufragó en junio, realizaron un bloque a los accesos a las terminales 2 y 3 del Puerto de Mar del Plata para exigierle a los gobiernos del presidente, Mauricio Macri; de la gobernadora, María Eugenia Vidal; y del intendente, Carlos Arroyo; la recuperación de los trabajadores desaparecidos. Además, apuntaron contra los empresarios de la pesca de esa ciudad: "es el poder lo que mató a nuestros hijos".

En conversación con Diagonales, la mamá del marinero Nahuel Navarrete que está desaparecido, Guillermina Godoy, quien además es querellante en la causa cuestionó las condiciones en las que zarpó el barco el 5 de junio pasado en el Puerto rumbo al sur para pesacar langostinos. Explicó que el Rigel no estaba en condiciones de partir, pero por el poder de los empresarios, sucedió de todas formas y fue lo que le costó la vida al segundo patrón, Rodrigo Sanita; al jefe de máquinas, Néstor Rodríguez; al auxiliar de máquinas, Cristian Osorio; y los marineros Amadeo Jonatan, Nahuel Navarrete, Carlos Daniel Rodríguez, Pedro Mierez y Rodrigo Blanco.

"Hace ya 185 días que naufragó el buque pesquero Rigel en aguas del Mar Argentino", detalló. Luego explicó que tras 26 días de búsqueda la Prefectura Naval encontró el casco de la embarcación y les confirmó que allí dentro yacen los cuerpos de los 8 trabajadores, "pero que no van a bajar a buscarlos". En ese sentido, indicó que "hoy estamos pidiendo por los restos de nuestros hijos" y resaltó que "vamos a ir cada nueve a recalcarles que son asesinos".

En ese sentido, realizaron un corte en las terminales 2 y 3 del Puerto de la ciudad que conduce Arroyo, en el marco de un acampe que vienen realizando desde hace 32 días los familiares frente a la Catedral en la que además están reuniendo firmas de los marplatenses para que el gobierno nacional ponga en marcha un operativo de rescate para recuperar el casco del buque que fue hallado a 93 metros de profundidad frente a las costas de Rawson y en donde se encuentran los ocho cuerpos que permanecen en el mar.

La madre remarcó que "estuve con el Presidente de la Nación, y nos dijo que no hay presupuesto". A su vez, conversó con el jefe de Gabiente, Marcos Peña, quien "se expidió diciendo lo mismo"; y acudieron al juez Gustavo Lleral, que es quien tiene la causa y quien cerró la cuasa de Santiago Maldonado, les expresó que la búsqueda está "sujeta a un Estado que está quebrado".

También tuvieron una audiencia con Arroyo quien "llorando, se comprometió a ayudarnos y nos dijo de puño y letra que iba a apoyar la causa, pero al día de hoy ni siquiera vino a firmar" el petitorio y denunció que el fin de semana pasado en la Fiesta del Mar, el intentendente no dejó ingresar a los familiares de los 8 desaparecidos a la celebración "porque teníamos las pecheras con las fotos".

Godoy informó que "la gobernación es la que maneja el puerto, me llamaron dos veces y en ambos casos me dijeron que se iban a volver a comunicar, pero no volvieron a hacerlo". Cuando Vidal estuvo en Mar del Plata intentaron contactarla pero desde el Ejecutivo les contestaron que "la Gobernadora no podía atendernos y que nos íba a llamar, pero todavía estoy esperando".

Godoy además contó que los familiares han realizado varios pedidos para que la Prefectura "deje de inspeccionar, habilitar; en caso de naufragio, es quien investiga y quien da el informe final" porque consideran que "seguimos con los mismos asesinos como autoridades".

Aprovechó para denunciar que no es la primera vez que ocurre un naufragio, por el contrario, recordó que "todos los años, durante la temporada de langostinos que comienza el primero de junio, se está llevando un barco" y aseveró: "un barco, implica vidas". En 2017, el navío que se hundió fue "El Repunte" con diez desaparecidos; en el 2016, "San Antonino"; en 2015, el "San Jorge", para Godoy, "así van desapareciendo cada año y van instalando en la ideosincracia de Mar del Plata que son hombres de mar y que se tienen que quedar ahí, pero no es así, trabajan en el mar y quieren volver, tienen sus familias en tierra".

La mamá de Nahuel Navarrete, contó que el barco debía zarpar a las 15 horas pero que por desperfectos técnicos se fue postergando y terminó partiendo 23.10 horas y que "quien arregló el barco no fue quien debía hacerlo, a las 9 de la noche salieron y fueron a buscar un alternador, que no sabemos si era nuevo o usado, llegaron a las 22.30 a cambiarlo". Es por esa situación que los familiares aseguraron que "el barco no estaba en condiciones y que lo que se cometió con nuestros hijos fue un asesinato". 

Godoy dijo que es usual que eso ocurra en el sector pesquero porque "es mucho el dinero que maneja el sector empresario" y apuntó contra el 'grupo de los cuatro' conformado por Barilari, Contessi, MoscuzzaValastro. Consideró que "ellos manejan todo, y no sólo dinero, sino poder y es el poder lo que mató a nuestros hijos".