Tras el debate fallido sobre el proyecto de Ley de endeudamiento en la Legislatura bonaerense, Federico Otermín, presidente de la Cámara de Diputados de la Provincia y representante por el Frente de Todos, aseguró que desde el oficialismo seguirán dialogando con la oposición para llegar a un acuerdo.

Este jueves se llevará a cabo una nueva sesión en la Cámara Baja en la que esperan, después de cuatro meses de negociaciones, poder tratar el proyecto. Otermín conversó con Diagonales y llamó a la reflexión a los legisladores de Juntos por el Cambio. Además hizo hincapié en la importancia de la producción para el periodo posterior a la pandemia y habló sobre el reclamo de varios intendentes del Conurbano contra el servicio de la empresa Edesur.

Después de lo que pasó la semana pasada en la Legislatura en relación al proyecto de endeudamiento, ¿qué expectativas tienen de llegar a un acuerdo con los legisladores de Juntos por el Cambio?

-La verdad es que llamamos a la reflexión a las legisladoras y legisladores de Juntos por el Cambio. Nosotros lo que planteamos es una ley de financiamiento que es indispensable para la provincia de Buenos Aires más en este momento tan complicado que se vive con esta pandemia. El Gobierno bonaerense lleva adelante una asistencia muy importante para con todos los municipios, de nuestra fuerza política y de la oposición, incluso como los recursos se distribuyen por el CUD, que es el Coeficiente Único de Distribución, eso puede generar que en algunos casos haya más asistencia a los distritos de Cambiemos que a los del Frente de Todos. Nos parece súper lógica esta ley que estamos planteando que tiene que ver con que la provincia pueda acceder a recursos en un momento realmente muy complicado. Apelamos entonces a la responsabilidad, prudencia, buena fe y a que se constituyan como una oposición constructiva. Eso vamos a estar buscando este jueves cuando estemos intentando sancionar la ley.

"Apelamos a la responsabilidad, prudencia, buena fe de los legisladores de Juntos por el Cambio y a que se constituyan como una oposición constructiva"

Particularmente, ¿con qué sensación te quedaste tras la sesión del jueves cuando no se pudo siquiera tratar el proyecto?

-Me parece que cometieron un error, no se alcanza a tomar dimensión del conflicto que está viviendo el mundo. Es un momento para ser sumamente serios y responsables y el compromiso que ellos deberían tener es con los bonaerenses. Esta no es una ley que es para el gobernador Axel Kicillof o para el ministro Pablo López, es una buena ley para el beneficio de todos los habitantes de la provincia de Buenos Aires.

¿Cuáles crees que son los motivos por los que no se puede llegar a un acuerdo con Juntos por el Cambio en este punto?

-La excusa formal que ellos pusieron es que faltaba información, lo cual no es estrictamente cierto. El ministro de Economía de la Provincia, Pablo López, estuvo exponiendo frente a la Cámara en distintas oportunidades, primero ante la comisión de presupuesto de Diputados, luego en pleno incluso con la participación de senadores también. La verdad uno que tenga memoria respecto al tratamiento de otros proyectos similares, hubo un compromiso muy importante del ministro para satisfacer todas las consultas. Me parece que lo que sucede es que hay en la oposición y en el mundo de la política, diferentes miradas y objetivos. Es algo que se ve también a nivel nacional cuando los opositores tienen una responsabilidad de gestión, como los intendentes que ven cómo el gobierno de la Provincia los está asistiendo, tienen un planteo; mientras que los legisladores que capaz no están vinculados con territorios específicos y los intendentes, hacen un planteo más político y superestructural. Me parece que ahí Vidal tiene que tener una responsabilidad de pedirle a sus legisladores que así como ella tuvo sus leyes de financiamiento, que esta actual gestión de la Provincia la pueda tener. Además entendamos que esta ley es fundamental para saldar una enorme deuda que dejó Vidal.

"Entendamos que esta ley es fundamental para saldar una enorme deuda que dejó Vidal"

¿Crees que María Eugenia Vidal tiene responsabilidad ante la imposibilidad de acuerdo?

-Lo que creo es que si ella es la líder de Cambiemos en la provincia de Buenos Aires y como ex gobernadora, en realidad ya sólo como ex gobernadora tiene una responsabilidad. Ella tuvo las herramientas para poder gobernar la provincia, me parece que tendría que tener un espíritu constructivo y no de obstrucción como lo viene teniendo.

"Ella (Vidal) tuvo las herramientas para poder gobernar la provincia, me parece que tendría que tener un espíritu constructivo y no de obstrucción como lo viene teniendo"


En este contexto de pandemia y emergencia socioeconómica, ¿cuál crees que es el rol de los intendentes en la Provincia?

-Yo soy de Lomas de Zamora y hace muchos años que milito junto a Martín Insaurralde. Ahí justo hay un trabajo muy importante desde el municipio. Martín siempre planteaba que el municipio es el primer mostrador del Estado, los últimos cuatro años en el largo invierno macrista, más que el primer mostrador fue el único. Hoy lo que vemos es un acompañamiento muy grande desde el gobierno provincial y nacional. Vos fijate que se hicieron nueve hospitales nuevos en la provincia, en muy poco tiempo, específicamente para atender la cuestión del coronavirus. Se compraron 911 respiradores, se duplicaron la cantidad de camas y la cantidad de obras que se hicieron para robustecer el sistema sanitario, impidieron el colapso. Me parece que se hizo historia en materia sanitaria en la Provincia y es un orgullo como bonaerense contar con un gobierno que está a la altura de la historia.

"Martín (Insaurralde) siempre planteaba que el municipio es el primer mostrador del Estado, los últimos cuatro años en el largo invierno macrista, más que el primer mostrador fue el único"

La pandemia ha hecho que muchos proyectos se posterguen y ha modificado la agenda, pero ¿qué otros proyectos de relevancia querrían debatir en la Legislatura?

-Está claro que hoy la pandemia y lo vinculado a los recursos para poder asistir a la población, se lleva la agenda porque la pandemia generó un factor disruptivo muy importante en todo el mundo. Yo remarco ésto porque uno muchas veces abrumado por la cotidianeidad de cada uno, no tomamos dimensión del conflicto mundial que nos toca vivir y atravesar como protagonistas. Yo estoy convencido que en la postpandemia va a haber una agenda que va a tener su correlato legislativo. Lo venimos conversando con el ministro de Producción, Augusto Costa sobre una batería de medidas tendientes a poner de pie a la producción, a las empresas, a las industrias y a los productores de la provincia.  Con una legislación que los acompañe, apoye y los incentive para que haya creación de fuentes de trabajo en el territorio de la provincia de Buenos Aires.

Entre los proyectos que se analizan, ¿se estudia la posibilidad de trabajar en una Ley propia de Cannabis terapeútico que contemple el autocultivo?

-Se está trabajando en la Comisión de Salud, presidida por la diputada María Laura Ramírez. Nosotros recibimos una serie de iniciativas por parte de diferentes ONGs que se van a debatir en esta comisión. Es un debate interesante y que se debe dar en profundidad.

El debate sobre las empresas prestadoras de energía ha llegado a la Legislatura, ¿crees que en el caso de Edesur por ejemplo es necesario que se revea la concesión?

-Lo que nosotros planteamos y aquí, Martín Insaurralde intendente de Lomas de Zamora fue uno de los primeros que lo planteó es que el servicio actual de Edesur tiene dos características muy malas: que las tarifas son carísimas y el servicio es un desastre. Son dos situaciones que se dan en simultáneo, lo que hace que la concepción de la ciudadanía sobre el servicio de Edesur sea muy deficitaria, por decirlo en términos elegantes. Lo que nosotros estamos planteando ante el ENRE, la Defensoría del Pueblo, que Edesur cumpla con su concesión. Estamos en el año 2020, no se puede elegir vivir con o sin luz, es esencial para las personas, empresas, para producir y para vivir. En ese sentido, nosotros pedimos que sea un servicio de calidad, que no se corte. No le podemos pedir a la gente que se quede en la casa y que esté a oscuras porque se le corta la luz. Y por otro lado, las tarifas tienen que ser razonables y justas, para que las gente las pueda pagar y que con esos recursos se invierta para mejorar el servicio. Si Edesur no puede cumplir con su contrato de concesión, bueno tal vez haya otras empresas que tengan la voluntad de invertir en el tendido eléctrico y dar un buen servicio a la ciudadanía.

"Si Edesur no puede cumplir con su contrato de concesión, bueno tal vez haya otras empresas que tengan la voluntad de invertir en el tendido eléctrico y dar un buen servicio a la ciudadanía"

Si bien es un tema que se debatirá en el Congreso de la Nación, tiene impacto en la provincia: ¿crees que es necesaria la Reforma Judicial?

-Sí, por supuesto. Lo planteó muy bien Alberto, nuestro Presidente, que además es un especialista en la materia. Son cuestiones estructurales que nuestro país se debe, que debe abordar y debatir  porque es fundamental poder ir a consensos democráticos. Tenemos que construir un gran país entre todos.

¿Cómo es el trabajo en la Legislatura bonaerense con el uso de la tecnología y las sesiones mixtas?

-Como soy crítico de la oposición cuando considero que tiene una mala actuación, nobleza obliga y me parece justo reconocer que en la Cámara de Diputados de la Provincia, la oposición tuvo una muy buena predisposición para que esta Cámara esté más abierta que nunca y hacer de una crisis, una oportunidad y una fortaleza a través del uso de la tecnología. En ese sentido se multiplicaron las reuniones de comisión, el ritmo de sesión, se hizo un muy buen trabajo por parte de los trabajadores y trabajadoras de la Cámara, es especial de área de informática, para que las diputadas y diputados puedan sesionar desde sus hogares en los distintos puntos de la provincia de Buenos Aires. Tengamos en cuenta que La Plata atraviesa una situación epidemiológica muy distinta a la de muchas localidades del interior, entonces no es aconsejable que legisladores del interior vengan a la capital y después vuelvan a sus municipios con la posibilidad de contagiar a sus familiares o vecinos.

"La oposición tuvo una muy buena predisposición para que esta Cámara esté más abierta que nunca y hacer de una crisis, una oportunidad y una fortaleza a través del uso de la tecnología"

¿Está presente el miedo al contagio?

-No es miedo, yo trato de ser muy cuidadoso. Está claro que los casos son cada vez más y aumentan las posibilidades de contagio. Nosotros tuvimos el caso de Martín Insaurralde que se contagió, se le complicó el cuadro pero pudo salir adelante. Lo que creo es que en marzo no sabíamos nada del virus y hoy sabemos mucho más. Sabemos que en personas mayores de 65 años o personas que tengan problemas de salud preexistentes, el virus es potencialmente mortal. En el caso de los menores de 65 años que no tenemos enfermedades o patologías previas, es probable que no nos genere un cuadro grave pero lo que más me asusta es la posibilidad de contagiar a otro. En ese sentido trato de reducir las reuniones presenciales al máximo y usar las diversas plataformas de videoconferencias para poder sostener las reuniones y el diálogo que es tan importante en el ámbito de la política y por supuesto seguir los protocolos y todos los recaudos correspondientes.

¿Cuáles son los principales desafíos postpandemia para la Provincia?

-Así como yo planteaba que tanto Alberto como Axel son los líderes sindicados para sacar adelante el país después de los fracasos de la política macrista, considero que son los líderes sindicados para sacar el país adelante después de la pandemia. Nosotros planteamos que hay poner a la provincia adelante de la mano de la producción y la creación de puestos de trabajo. Me parece también importante repensar algo que el gobernador planteó muy bien y que la pandemia vino a profundizar las desigualdades ya existentes, y me refiero al concepto del AMBA como un continuo urbano. Hay que entender que la General Paz no es una frontera, sino que es una avenida y que el Conurbano está eternamente postergado en cuanto a recursos. El Conurbano está muy vinculado a la Ciudad de Buenos Aires, una vinculación que siempre tuvo una connotación muy negativa desde la Ciudad, pero en realidad lo que vemos es que el Conurbano aporta la fuerza de trabajo de miles de trabajadoras y trabajadores que se trasladan todos los días a Capital Federal, generan riqueza y consumen en la Ciudad. Me parece que el desafío que tenemos es que el Conurbano deje de ser una ciudad accesoria a la Ciudad de Buenos Aires y se pueda poner definitivamente de pie.

"El desafío que tenemos es que el Conurbano deje de ser una ciudad accesoria a la Ciudad de Buenos Aires y se pueda poner definitivamente de pie"