El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, reconoció que en la Ciudad de Buenos Aires también "puede haber alguna demora" en la carga de datos de infectados y víctimas fatales de coronavirus. Esto se da luego de que la provincia de Buenos Aires incluyera, días atrás, más de 3 mil muertos que no habían sido reportados. En su momento, el funcionario bonaerense, Daniel Gollán, había manifestado que a todas las jurisdicciones "les va a pasar lo mismo". 

Desde hace meses la provincia de Buenos Aires viene comunicando con demoras los datos referidos al coronavirus. Sin embargo, la polémica se generó semanas atrás cuando repentinamente el Ministerio de Salud bonaerense incluyó 3.523 fallecidos que no había reportado en relevamientos previos.

Ahora, Fernán Quirós admitió que en la Capital Federal puede darse una situación similar. En declaraciones a A24, al ser consultado por el tema, respondió: "Por supuesto que en pleno pico de la pandemia puede haber alguna demora".

El titular de la cartera sanitaria porteña explicó que "esta es una pandemia que ha puesto de rodillas a todos los sistemas de salud del mundo y también ha tensado todos los sistemas de reportes del mundo".

"Todos los países han tenido dificultades para mantener en tiempo y forma los reportes, y la Argentina no es ajeno a eso", remarcó el funcionario.

Quirós comentó que "desde el principio de la pandemia", en la Ciudad han incluido "cerca de 100 personas que se dedican todo el día a cargar datos, a apoyar a los efectores privados". "Trabajamos intensamente en mantener ese registro actualizado", destacó, pero reconoció que "por supuesto, en pleno pico de la pandemia puede haber alguna demora" en la carga de datos. 

Sin embargo, afirmó que “de ninguna manera” puede llegar a darse una proporción de más de 3.500 fallecidos como sucedió en la provincia de Buenos Aires cuando el distrito modificó el sistema de registro de datos de COVID-19 para resolver el problema del atraso en la carga. "De ninguna manera, no hay ninguna proporcionalidad de ese tipo ni en la Ciudad ni en ningún otro registro provincial", estimó y explicó que todos los distritos presentan "esa tensión de estar trabajando por un lado atendiendo pacientes y por otro dándose vuelta y dedicando tiempo a cargar el sistema".