El presidente Alberto Fernández encabezó la presentación del Plan Nacional de Conectividad “Conectar” en la sede central de ARSAT, en Benavídez (Tigre), acompañado por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero. Durante el acto, el Presidente hizo mención a las medidas lanzadas ayer sobre la compra de dólares ahorro y aseguró que la divisa debe dejar de ser "una variable para que algunos acumulen dólares en un país donde los dólares hacen falta para producir, no para guardar”.

Asimismo, admitió que el país que había imaginado en 2003 con Néstor Kirchner "todavía tiene deudas pendientes y no hemos logrado concluirlo porque en el medio hubo cuatro años donde todo se paralizó y se favoreció la desintegración".

Por otro lado, el Presidente volvió a referirse a la noción de meritocracia y contó que “ayer los diarios titulaban que Alberto Fernández piensa que el mérito no sirve para progresar, yo no dije semejante imbecilidad”.

“Lo que no creo es en la meritocracia” aclaró y explicó que un “bombero de Mendoza no tiene las mismas posibilidades que el bombero de la Ciudad de Buenos Aires”.

“El mérito sirve si las condiciones son las mismas para todas y todos. Si algunos tenemos mejores condiciones para desarrollarnos que otros, el mérito no alcanza y es ahí donde el más tonto de los ricos tiene más posibilidades que el más inteligente de los pobres”, afirmó el jefe de Estado.

Plan Conectar

El Plan Conectar es un programa que contará con una inversión de 37.900 millones de pesos hasta 2023. La finalidad del mismo es universalizar el acceso a conexiones de banda ancha de última generación y prevé la reactivación del Plan Satelital Argentino. En el anuncio estuvieron presentes, entre otros, el gobernador bonaerense, Axel Kicillof y el intendente de Tigre, Julio Zamora. 

En ese sentido, contempla el desarrollo, construcción y puesta en órbita de un nuevo satélite, el primero de la segunda generación de Arsat, que estará orientado a la ocupación de las posiciones orbitales de Argentina y al desarrollo de la industria satelital de telecomunicaciones.

Otra de las finalidades de la iniciativa es reducir la brecha digital, brindando conectividad satelital de alta calidad a 200 mil hogares rurales. Además, se actualizará y extenderá hasta los 38.808 kilómetros la Red Federal de Fibra Óptica, se renovarán los equipos de las 100 estaciones de la Televisión Digital Abierta (TDA) y se pondrá en valor el Centro Nacional de Datos de Arsat, que según se anunció permitirá disminuir costos y ahorrar divisas en servicios de nube.