Alberto Fernández visitó  el municipio bonaerense de Baradero, donde recorrió una empresa autopartista metalúrgica, junto al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero y al diputado nacional Máximo Kirchner. De esta manera, el Presidente continúa mostrando su respaldo al titular de La Cámpora en medio de la contienda por la presidencia del PJ provincial.

Si bien, el jefe de Estado no hizo ninguna mención a las elecciones del partido o a la candidatura de Máximo Kirchner, cada vez que pisa territorio bonaerense lo hace acompañado por el diputado nacional, al menos en el último tiempo.

El apoyo de Fernández es crucial, dado que si bien la titularidad del PJ bonaerense en manos de Máximo Kirchner parece casi una realidad, todavía encuentra resistencia por parte de algunos intendentes encabezados por el jefe comunal de Esteban Echeverría, Fernando Gray.

Sin embargo, la recorrida de este miércoles estuvo vinculada al desarrollo industrial de la Provincia. El Presidente, Cafiero y Kirchner recorrieron la autopartista Maro SA donde, a través de una inversión conjunta con Volkswagen de más de 9 millones de dólares, se comenzarán a fabricar las líneas de soldadura robotizada para una nueva camioneta.


“Me alegra que Volkswagen siga apostando a la Argentina”, afirmó Fernández y aseguró que la preocupación del gobierno “es que los autos que se hacen en Argentina cada vez tengan más componentes que se fabriquen en nuestro país”. “Me pone muy contento que estén de pie, con fuerza y generando empleo para los argentinos”, añadió.

Luego de aquella visita, de la que también participó el intendente de Baradero Esteban Sanzio; el jefe de Estado se trasladó a la sede del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (Smata), donde mantuvo un almuerzo de trabajo con el jefe comunal y sus pares de Salto, Ricardo Alessandro; Colón, Ricardo Casi; Carmen de Areco, Iván Villagrán; San Andrés de Giles, Carlos Puglelli; San Pedro, Ramón Salazar; Zárate, Ariel Ríos; y el mencionado Sanzio.