Cuando alguien piensa en heredar se imagina recibir los bienes o pertenencias de una persona y alcanzar un nuevo estatus patrimonial; pero heredar también se heredan las obligaciones como ser deudas y obligaciones pertenecientes al occiso. Si analizamos la provincia que recibió María Eugenia Vidal el 10 de diciembre del 2015 y la que le va a dejar al nuevo Gobernador Axel Kicillof, nos daremos cuenta que no siempre las herencias son tan buenas.

El especial momento de la provincia de Buenos Aires para transitar el cambio de gobierno es particularmente difícil.  Los indicadores principales señalan que estamos en una peor posición a la dejada por el ex Gobernador Daniel Scioli al finalizar su gobernación. A modo de ejemplo, vemos que la utilización de capacidad instalada bajo, según datos del INDEC, del 71,1-2015 al 57,7-2019, es más alto nivel de desempleo siendo un 55% mayor a junio del 2015 ( Analogías, informe de octubre 2019) y con un alto nivel de endeudamiento, la relación deuda/recaudación paso del 0,62 al 1,03 (informe CEPA de octubre 2019), esto implica que debemos más de lo que recaudamos en un 3%. El impacto de este deterioro en el perfil productivo, laboral y de capacidad de pago indica que nos encontramos en una crisis sin precedente en la historia reciente provincial.

Otro indicio de la crisis que deja Vidal es la creación de parques industriales que en la gestión de Scioli pasaron de 45 parques a 99, creando 54 nuevos agrupamientos para industrias, en la gestión de Vidal -quien declaro en   el Congreso Industrial PyME ¨Somos PYME¨ haber generado siete parques industriales, información desmentida rápidamente- solo hábilito los trámites de parques ya creados en la gestión anterior.

La provincia de Buenos Aires continúa siendo rica en recursos naturales y humanos. En ambos casos la regla actual es la capacidad ociosa o sub utilización de los recursos, sumado a un ¨dejar hacer¨ peligroso para los recursos naturales o la salud de los ciudadanos. En Lanús, Avellaneda, la Matanza, Tres de Febrero encontramos locales vacíos o galpones en alquiler, maquinas paradas y trabajadores que antes trabajaban en empresas formales y ahora pertenecen al pelotón de nuevos proletarios de las plataformas virtuales.

El mismo desinterés en tener una estratégica para el desarrollo se observa en la industria pesquera que acusa sobreexplotación del langostino violentando la reproducción del recurso, en 2015 se exportaban en el sector 459 mil toneladas y el langostino representaba un 52% mientras que en 2018 las exportaciones del sector eran 489 mil toneladas, pero el 60% eran de langostinos.

Los astilleros son otro capítulo de abandono de una política de desarrollo de la industria naviera, la puesta en valor de los astilleros estatales simbolizaban la recuperación de una política de estado, pero actualmente esta desarticulada la función de los astilleros Río Santiago que tiene capacidad ¨En sus tres gradas de 220, 180 y 160 metros de longitud cada una, para construir tanto buques militares, desde destructores de gran porte hasta lanchas rápidas, buques mercantes, marítimos y fluviales hasta 80.000 TN. de porte bruto, además de construcciones offshore y plataformas de todo tipo. Esta capacidad de trabajo y planificación, se comprueba con la  construcción de los cinco buques graneleros para una empresa extranjera de 27.000 TN de porte bruto (PB) llevadas a cabo en esta planta industrial, como así también en el inicio de la construcción  del segundo buque productero “Juana Azurduy” de 47.000 TN para la empresa PDVSA de la República Bolivariana de Venezuela y la serie de buques para la Armada Argentina que se construirán en el Astillero Río Santiago.

y se han detenido las entregas ya pactadas violando acuerdos internacionales.

Todos los actores involucrados, trabajadores, empresarios y funcionarios se preguntan como van a recuperar los niveles de actividad o sus puestos laborales, la expectativa es de un rápido cambio de tendencia al asumir el nuevo Gobernador.

Las limitaciones que recibe de la actual gestión son alcanzadas por las condiciones macroeconómicas, cuyos objetivos y alcances, se definen en Balcarce 50 junto al Ministro de Hacienda y el Presidente del BCRA (Banco Central de la República Argentina), aún siendo del mismo partido se deberá abrir una negociación para las urgencias que puedan presentarse a fin de año (pagos de aguinaldo y bonos compensatorios).

El Dr. Axel Kicillof se encuentra ante un nuevo desafío, acordar en lo político hacia adentro (Diputados, Senadores e Intendentes) y hacia afuera (cámaras sectoriales, gremios y oposición). En lo económico responder a las demandas de los diversos sectores y llegar a un acuerdo aún entre aquellos cuyos intereses parecen encontrados.

Todo esto sucederá en el marco Global de la Revolución 4.0 donde se abre paso un nuevo modelo productivo en base a la robótica y la inteligencia artificial, el Gobernador también deberá definir ¿Cual será el lugar que ocupará la PBA? ¿Cómo se incorporará la nueva gestión, mediante la DGCyE (Dirección General de Cultura y educación) y la CIC (Comisión de Investigaciones Científicas), a las nuevas necesidades del ¨futuro del trabajo? Y ¿Cómo se conformarán las cadenas de valor en el nuevo modelo global en la PBA?

La crisis es una oportunidad, dicen algunos gurúes de los negocios, veremos cual es la ventaja que presentará la actual, para que todos los bonaerenses lleguemos a buen puerto.