Luego que las negociaciones entre la oposición y el oficialismo fracasarán y la sesión de este viernes caiga, los intendentes de Cambiemos junto con legisladores, salieron a responderle a Axel Kicillof y lo acusaron de querer avanzar con un proyecto que atenta “de manera dramática contra la clase media”. 

"Queríamos dejar nuestra versión de lo que había ocurrido. Nuestra voluntad sigue siendo la misma: darle al Gobierno de la Provincia las herramientas para gobernar, demostramos eso con la prórroga del presupuesto, con las leyes de emergencia, con la posibilidad del tratamiento de tarifas. En este caso estamos discutiendo los impuestos de la Provincia de Buenos Aires”, comenzó diciendo el intendente de Vicente López, Jorge Macri, uno de los armadores bonaerenses del PRO. “Así como el Gobernador ganó, nosotros tenemos mayoría en el Senado”, marcó.

“El proyecto fue enviado el 24, hace muy pocos días, es complejo, grande, de mucho impacto impositivo, que en una primera versión impactaba a 2 millones y medio de propietarios de la provincia de buenos aires a los que se le aplicaba el 75% de aumento. Este no es un proyecto par a los ricos, es un proyecto que grababa de manera dramática la clase media", consideró Macri.

Tras los dichos de Kicillof, que acusó a la oposición de trabar el proyecto y no darle “instrumentos mínimos” para la emergencia, el intendente salió a dar su versión. "No era el mejor proyecto para este momento en la Provincia de Buenos Aires. Tenemos la voluntad y la vocación para seguir trabajando. Es falso que no queremos ayudar. Si es necesario darle tratamiento en extraordinarias a un proyecto consensuado de ajuste impositivo lo vamos a hacer", sostuvo.

Por su parte, el presidente del bloque en el Senado, Roberto Costa, coincidió con la postura de Macri y aseguró que consideran "que un aumento por encima de la inflación no es ético".

El titular de la bancada opositora en Diputados, Maximiliano Abad, en tanto, destacó la voluntad de "debatir y discutir el proyecto", aunque resaltó que no hubo acuerdo en el punto central, el 75 por ciento que afecta a dos millones y medio de personas".  

El intendente platense, Julio Garro destacó que "es difícil creer que existan tantas personas ricas en la provincia de Buenos Aires", como para pagar el impuesto señalado. "Estoy convencido que la provincia necesita las leyes para gobernar, así como le dimos la prórroga del Presupuesto y las Emergencias, pero me parece que tenemos que trabajar en una ley de acuerdo a las proyecciones de inflación", sostuvo.