El gobernador bonaerense, Axel Kicillof y la vicepresidenta, Cristina Fernández Kirchner inauguraron un nuevo edificio del Hospital de Niños de La Plata.

"Acabamos de recorrer la obra ya terminada de este Hospital de Niños de La Plata, emociona. Este es un hospital histórico, tiene 126 años, un hospital muy importante para la región, de referencia, sin embargo en un estado de abandono en sus instalaciones, en una precariedad edilicia que no es lo que se merecen los trabajadores del Hospital, no es lo que se merecen los niños y niñas de la Provincia", señaló Kicillof junto a CFK.

Y agregó: "Esta era una deuda inmensa. Lo que acabamos de ver no tiene nada que envidiarle a las instituciones más caras con cuotas impagables, hoy está disponible para todos de forma gratuita."

El Gobernador relató la historia sobre esta obra: "se planeó en 2010, se inició en 2017 y se dejó literalmente de garpe el 11 de agosto del 2019. Se neutralizó la obra. La obra se debería haber continuado y pasaron cosas". Allí ironizó con una frase de Macri: "No se lograron lograr esos logros ni terminar esas obras ni pagarlas. Estaba la estructura, el esqueleto de obras que se abandonaron. Hubo muchas obras que se empezaron y no se terminaron". 

"Los cinco hospitales que no se quisieron inaugurar estaban casi terminados y no se quisieron inaugurar para no reconocer el trabajo que se hizo en el gobierno de Cristina, en el gobierno anterior", remarcó Kicillof. 

 Luego, Kicillof cargó contra la oposición y lanzó "si quieren ayudar, que colaboren con algo y dejen de pasear por televisión". "Llama la atención hoy de los que dejaron pudrir vacunas nos quieran enseñar cómo hay que vacunar, que los que no terminaron hospitales nos quieran decir cómo hay que hacer con el sistema de salud. Que los que cerraron escuelas rurales, técnicas, en el Delta, nos vengan a hablar de lo que hay que hacer en la educación. Cerraron escuelas sin pandemia".


NOTA EN DESARROLLO