El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, dejó una respuesta clara para los dichos de la ministra de Educación de CABA, Soledad Acuña, quien profirió comentarios discriminatorios para docentes en formación. El gesto del mandatario buscó marcar diferencias frente a la gestión de Horacio Rodríguez Larreta en relación a la comunidad docente.

“Algunas voces salieron a caracterizar de manera equivocada a los docentes. Ni frustrados, ni resentidos, ni bajando línea. Pero su enorme compromiso social, por su enorme dedicación, por su infinita vocación hacia la docencia, los maestros y maestras no necesitan que se los ataque como se hizo en los últimos cuatro años, sino que se los felicite”, sostuvo Kicillof, en el marco de un acto en el interior de la Provincia.


Cabe destacar que el Gobierno bonaerense apuesta a tomar las riendas de la fuerte crisis habitacional del distrito y busca marcar presencia en el interior provincial. Alejado del conurbano –epicentro de los conflictos por acceso al hábitat- Axel Kicillof se presentó hoy en la ciudad de Daireaux, donde anunciará por videoconferencia la entrega de viviendas para tres municipios.

Con la presencia de Kicillof en el distrito del interior bonaerense, el acto estuvo de manera virtual por el Jefe de Gabinete, Carlos Bianco, quien estuvo desde Laprida, y el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Julio Alak, desde Lanús.

En el acto estuvieron los intendentes Alejandro Acerbo (Daireaux), Pablo Torres (Laprida) y Néstor Grindetti (Lanús). La presencia de Grindetti, uno de los principales referentes de Juntos por el Cambio en territorio bonaerense, marca un gesto antigrieta en el marco de un fin de año de fuertes cruces entre oficialismo y oposición. También participaron del acto, los diputados provinciales por la Sexta Sección electoral, Marisol Merquel y Gabriel Godoy. 

Cabe destacar que, tras la toma de tierras de Guernica, la problemática de acceso a la vivienda se convirtió en un eje de discusión central en el escenario político. Tal es así que el gobierno Nacional decidió crear el Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat, cuya conducción será asumida de manera formal hoy por Jorge Ferraresi, quien dará juramento ante el presidente Alberto Fernández.

En ese sentido, es inminente la puesta en marcha de planes de viviendas que el gobierno bonaerense buscará articular con Nación, y lograr un paliativo para la crisis habitacional que vive  el territorio. Según los registros, en el distrito bonaerense hay actualmente alrededor de 100 usurpaciones y casi 1.000 hectáreas ocupadas en 25 municipios.