El gobernador Axel Kicillof habló en conferencia de prensa e hizo oficial el acatamiento por parte de provincia Provincia de las medidas de restricción anunciadas ayer por el presidente Alberto Fernández. El mandatario bonaerense planteó la “adaptación” de las iniciativas al sistema de fases vigente en Provincia y las variables para cada distrito.  

“Vamos a aplicar el criterio de siempre: si crecen los casos, vamos a tomar medidas de restricción. Ayer Alberto Fernández anunció una serie de medidas, se van a acatar al pie de la letra en la provincia de Buenos Aires. Pero además vamos a adaptarlas a nuestro sistema de fases”, anunció el Gobernador.

En ese sentido, las principales medidas anunciadas fueron: Para los municipios que están en fase 5, habrá restricción horaria desde las 2 a las 6 de la mañana. Los que están en fase 4, tendrán restricción total entre las 0 y 6 de la mañana. Los que están en fase 3, tendrán un cierre de los locales de gastronomía de 23 a 6 de la mañana, y se suma la prohibición de circular de 0 a 6 de la mañana y un cierre de comercios en general de las 20 a las 6 de la mañana.


Por otro lado, hubo anuncios también referentes a asistencia social y económica. A las líneas de crédito de Banco Provincia o del Ministerio de Desarrollo Agraria, Kicillof adelantó que se agregará “una extensa moratoria para los sectores más afectados”. Asimismo, se reforzarán las partidas del Ministerio de Desarrollo de la Comunidad.

El gobernador, además, anunció un “sistema de severas multas a los incumplimientos”, que requerirá un fuerte trabajo de coordinación con los intendentes de cada distrito.

“Esta es una carrera entre el virus y la vacuna”, expresó el Gobernador. “Ayer en la Provincia de Buenos Aires vacunamos unas 82.000 personas, es una cifra record”, destacó Kicillof, tras el revuelo ocasionado este miércoles por la reprogramación de turnos en el Estadio Único de La Plata.

“Prefiero construir hospitales que ampliar cementerios”, expresó Kicillof, en el marco de conferencia de prensa en el palacio de Gobernación del centro platense.

Ladeado por el jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, y el viceministro de Salud, Nicolás Kreplak, el mandatario se refirió al estado de situación actual y reflexionó sobre la intensidad de la segunda ola en las últimas semanas.

“No puedo dejar de agradecerle a Alberto, por priorizar la salud de los y las argentinas, como también no puedo dejar de agradecer a los 135 intendentes de la provincia de Buenos Aires, más allá de las banderías políticas”, dijo el Gobernador.

“No sólo por lo súbito y la velocidad, sino por su magnitud. En las últimas tres semanas, pasamos de 2500 casos por día, a la semana pasada 6000”, dijo Kicillof y agregó: “Insisto con esto, es impresionante la velocidad. Seguramente, que hayamos relajado cuidados y conductas, que hayamos dejado de lado costumbre personales, seguro contribuyó. Como también la vuelta de algunas actividades de mucha movilidad”, dijo el mandatario y agregó: “Si no se toma ninguna medida, si no se cambia nada, lo que hay que suponer que todo sigue igual. Y los casos crecen y crecen”.

“Corremos peligro de que se sature el sistema sanitario, no solo de la provincia de Buenos Aires”, advirtió Kicillof y agregó: “Si no se hace nada no hay sistema que aguante en todo el mundo. Reino Unido, uno de los países que más ha vacunado, mantiene restricciones en bares, restoranes, comercio. Recién en abril prevén flexibilizaciones”.