En un nuevo gesto de coordinación con Alberto Fernández, el gobernador Axel Kicillof se reunió ayer con Santiago Cafiero y otras figuras de la esfera nacional para diagramar nuevas políticas públicas de cara a la situación de pandemia en territorio bonaerense. Además de encontrarse con el Jefe de Gabinete, el mandatario se reunió con el legislador Máximo Kirchner y el ministro de Salud de la Nación, Ginés González García.

La reunión sirvió para hacer un repaso del avance de la cuarentena en la provincia de Buenos Aires, así como también trazar líneas de trabajo de car a las próximas semanas, en coordinación con los 135 intendentes bonaerenses, que ayer siguieron la reunión vía videoconferencia.

Entre las principales directivas, se destacó la decisión de profundizar los controles, en especial en las villas y asentamientos del conurbano, donde se espera una duplicación en las medidas de prevención. Esto derivará en un incremento de testeos de población casa por casa, y la celeridad en las medidas de aislamiento social ante cada caso sospechoso. Esta iniciativa toma repercusión ante la delicada situación en los barrios vulnerables de CABA y reciente fallecimiento por COVID19 de Ramona Medina, militante barrial de Villa 31.


En un marco que condensó a una “mesa chica” del Frente de Todos, entre los presentes de la reunión también se ubicaron la ministra de Seguridad, Sabina Frederic; el ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro; y el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo. También estuvieron la ministra de Gobierno, Teresa García; el ministro de Desarrollo de la Comunidad de la Provincia, Andrés Larroque; el titular de Salud bonaerense, Daniel Gollán; y la vicegobernadora Verónica Magario.

Según trascendió, desde el inicio de la cuarentena el Gobierno llevó adelante 37.314 muestras de hisopados sospechosos en la provincia de Buenos Aires. En abril, el promedio fue de 688 hisopados por día, con un positividad del 6,4%. Mientras que en la primer semana de mayo se hicieron 842 test diarios, con una positividad del 7,6 %. En la última semana de mayo se llegó a 966 pruebas diarias, con una positividad del 8,5%.