Tras el pedido de juicio político por parte del Gobierno de Mauricio Macri, al juez Alejo Ramos Padilla; por unanimidad, la Corte Suprema de Justicia de la Nación resolvió aprobar los recursos para fortalecer el Juzgado Federal de Dolores y que pueda continuar con la investigación del caso D'Alessio.

La resolución firmada por los jueces Carlos Rosenkrantz, Elena Highton de Nolasco, Juan Carlos Maqueda, Ricardo Lorenzetti y Horacio Rosatti, enviaron un fuerte mensaje a la cúpula judicial y al Gobierno Nacional al otorgarle a Ramos Padilla los recursos que había solicitado para llevar adelante la investigación que sacude al mundo político y judicial.


En el escrito autorizan la contratación de dos funcionarios judiciales para desempeñarse en el Juzgado Federal de Dolores: un secretario de juzgado y un jefe de despacho. Son dos cargos muy importantes y colaborarán con Ramos Padilla en el marco de la causa que investiga una red de espionaje ilegal que salpica a sectores de la política, la justicia y la AFI. 

El apoyo de la Corte llega algunos días después que desde la Casa Rosada presentaron un pedido de juicio político al magistrado de Dolores