Durante el 2018 a los números adversos que ya se conocían, ahora se le suma que la desocupación aumentó de 7,2% a 9,1% de la población activa urbana, de acuerdo a lo que informó el INDEC del cuarto trimestre de 2018. Además, el 23,8% de los consultados no está conforme con su trabajo.

Esto equivale a un total de 1.750.000 desocupados, 400.000 más que en igual periodo de 2017, para todo el país. Dado que la muestra del Indec es en zonas urbanas, estos números de personas salen de proyectar a nivel nacional las cifras de los 31 aglomerados urbanos relevados por los datos del INDEC que no incluye el mercado de trabajo rural.

Mediante la encuesta permanente de hogares el organismo oficial arrojó que en el cuarto trimestre del 2018, la desocupación creció casi dos puntos en relación con los tres meses anteriores; incluso los índices de actividad mostraron un pequeño retroceso ya que pasaron de 46,7% a 46,5%.

Del total de la población económicamente activa (12.978.501 habitantes), no sólo que 9,1% están desocupados; sino que el 17,3% se encuentra ocupados pero buscando empleo -ya sea porque con un sueldo no les alcanza o porque quieren cambiar de trabajo- y el 6,5% están trabajando y si bien no buscan, están abiertos a nuevas posibilidades, lo que implica que el 23,8% de los consultados no está conforme con su trabajo.


Informe Completo