Entre los malos resultados del presidente Mauricio Macri y de la gobernadora María Eugenia Vidal, las críticas a sus propias gestiones, y el aluvión del Frente de Todos con un Axel Kicillof arrasante, un grupo de jefes comunales del oficialismo ven complicadas sus reelecciones de cara a octubre.

En La Plata, el actual jefe comunal Julio Garro, si bien fue el precandidato más votado con el 35,34% de los votos, la sumatoria del Frente de Todos fue del 45,25. Allí, la interna se dirimía en cinco postulantes, saliendo victoriosa la actual diputada Florencia Saintout, que espera que los votos de sus compañeros se trasladen a ella en octubre. De hecho, esta misma tarde los cinco se reuniran para dar muestras de unidad y avanzar de cara a las elecciones generales.

En Quilmes, el intendente Martiniano Molina, quedó más de 20 puntos por debajo de lo obtenido por el Frente de Todos, que dirimió internas con seis precandidatos, quienes sumaron un total del 51,68%. Las PASO quedaron en manos de la diputada Mayra Mendoza, que de contar con el apoyo de los precandidatos de su espacio, podrá tener un resultado favorable en el mano a mano que tendrá con el actual intendente en octubre.

Situación similar a la de Molina atravesó Néstor Grindetti, en Lanús. El actual jefe comunal obtuvo el 34,52% de los votos, mientras que el Frente de Todos, con su cuatro candidatos, obtuvo un 47,96, quedándose con la interna Edgardo Depetri, que espera en octubre concentrar el caudal de los votos del peronismo.

El intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, también se enfrenta a un panorama oscuro en octubre. En estas PASO obtuvo 34,89, frente al 46,38 del Frente de Todos, que en su interna se alzó el diputado Juan Debandi.

En Berisso, todo indica que con traslado o no de votos, el Frente de Todos se quedará con la intendencia. Es que el actual intendente Jorge Nedela, sólo cosechó el 23,06% de los votos, mientras que el Frente de Todos, con dos precandidatos, alcanzó el 60,95%. Por un ajustado margen, Fabián Cagliardi se impuso en la interna y en octubre competirá directamente con el hoy intendente Nedela.


Escenario idéntico se dio en General Rodríguez. El actual intendente de Juntos por el Cambio, Dario Kubar, obtuvo el 33,73% frente al 52,05 del Frente de Todos, donde se alzó con la interna Mauro Garcia. El dato relevante, es que el actual jefe comunal consiguió unos 17.971 sufragios, mientras que García lo superó con un 21.249, según datos de la Dirección Nacional Electoral.

En Morón, el intendente Ramiro Tagliaferro sumó un 36,13% de los votos, quedando por debajo del Frente de Todos, que con Lucas Ghi consolidándose en la interna, acumuló el 43,84%. Lo llamativo es que mientras el actual jefe comunal sacó unos 75.401 votos, el ahora candidato del peronismo, obtuvo 13 mil sufragios más, encaminandose cómodo a la elección de octubre.

El intendente de Pilar, Nicolás Ducoté, sufrió un duro revés y cayó ante Federico Achaval, que le sacó más de diez puntos de ventaja: el Frente de Todos obtuvo el 46,11% de los votos mientras que el actual jefe comunal apenas alcanzó un 33,88%, complicandose así el objetivo de su reelección.

Mismo escenario se dio en Las Flores. Con solo un 33, 89% de los votos, el intendente Federico Alejandro cayó ante el Frente de Todos, que cosechó entre sus candidatos un 57,07%. El ex jefe comunal, Alberto Gelene no sólo ganó la interna, sino que le sacó casi 3 mil votos de ventaja al hoy jefe comunal.

En Lobos en tanto se dio un escenario de paridad, pero con ventaja para el Frente de Todos que complica el futuro del intendente Jorge Etcheverry, que a pesar de haber cosechado el 39,52% quedó unos mil votos por debajo del peronismo que sumó, con sus dos candidatos el 41,40% de los votos. Sobrero Tacho, que se quedó con la interna, espera que los votos de Fabian Volpe se transfieran en octubre para así quedarse con la intendencia.

En Carlos Tejedor, la candidata del Frente de Todos, María Gianini se impuso con el 51,36%, frente al actual intendente de Juntos por el Cambio Raúl Sala, que alcanzó el 39,31%.

En Junín, uno de los bastiones de Vidal en el noroeste bonaerense, Pablo Petrecca fue el precandidato más votado, pero sólo alcanzó el 37,66 de los votos, mientras que el Frente de Todos llegó al 48,63 entre sus precandidatos. El ex intendente massista Mario Meoni, ganó la interna, y a apuesta a que los votos de Victoria Muffarotto se trasladen a él, para darle la comuna al Frente de Todos.

El intendente radical de General Viamonte, Franco Flexas con 45,50 quedó por debajo del Frente de Todos, que con sus dos precandidatos sumó el 47,49%. La interna quedó en manos de Mauricio Martín, que con el apoyo de Alan Garate, podría ganarle la pulseada en octubre al actual jefe comunal.