Cuando los trabajadores de la TV Pública, Radio Nacional y la agencia Télam se manifestaban para exigirle al Gobierno de Mauricio Macri una recomposición salarial y el fin de los despidos en las puertas del Centro Cultural Néstor Kirchner (CCNK) fueron reprimidos con palos y gases lacrimógenos por la policía de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires que conduce Horacio Rordríguez Larreta

El Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SPBA) denunció que, en el marco de la medida de fuerza que realizaban en las puertas del edificio ubicado en Sarmiento 151, "nos gasearon y apalearon con saña solamente por manifestarnos". En ese sentido aseguraron que "quieren acallar nuestro reclamo con violencia" pero aseveraron que "no lograran":

A su vez, responsabilizaron al gobierno de la Ciudad y el gobierno Nacional por "esta violenta e injustificada represión".

El Secretario General del SPBA, Fernando 'Tato' Dondero, explicó que se movilizaron "por la paritaria cero" que "afecta a todos los trabajadores y trabajadoras" en el marco de un año "durísimo para los medios públicos dado a la política de vaciamiento del secretario Hernán Lombardi". Además, dijo que "terminamos el año como lo empezamos, peleando en la calle". 

Sobre el accionar de la policía de la Ciudad, el dirigente gremial consideró que "fue totalmente innecesario porque estamos cortando la mitad de la calle Corrientes". Luego detalló que "tiraron gases y empujaron como suelen hacer ellos". De todas maneras, Dondero aseguró que "vamos a seguir en la calle porque entendemos que es la única manera de defender los derechos de los rabajadores y trabajadoras".

Desde el sindicato, en un comunicado explicaron que el motivo de la movilización en la puerta del CCK, donde funciona la sede de la secretaría de Medios y Contenidos Públicos que conduce Hernán Lombardi,  es"para reclamar el aumento salarial que por ley les corresponde y se les adeuda, en el marco de un plan de ajuste y vaciamiento impulsado por el gobierno nacional".