Hace pocos días, en medio de la cuarentena estricta en el AMBA, a través de las redes sociales se presentó la "Corriente Popular Vallese", que se reconoce como "parte del proyecto nacional y popular conducido por Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner" y como "una organización política y cultural que milita las banderas históricas del peronismo en la ciudad de La Plata: la Justicia Social, la Independencia Económica y la Soberanía Política".

En conversación con Diagonales, el referente de este nuevo espacio, Ignacio "Nacho" Bruno, marcó entre los objetivos el de "construir un polo de alimentación donde no haya un platense con hambre".

"Necesitamos que la ciudad vuelva a posicionarse como un lugar donde las posibilidades de desarrollo y crecimiento sean grandes. Para eso, potenciar el cinturón florifrutihorticola es trascendental, tanto para construir un polo de alimentación donde no haya un platense con hambre, y potenciar el trabajo conjunto entre productores y la universidad", expresó Bruno. 

Y agregó que "generar trabajo local es una tarea pendiente desde hace años. La formación de una mesa productiva que piense estrategias a corto, mediano y largo plazo es fundamental. Sector industrial, tecnológico, productivo, sindical, universidad y representantes territoriales". 


Además, señaló que "fomentar la cultura local es de suma importancia, porque enriquece la identidad que es fundamental para la creación de conciencia y el desarrollo humano". 

Cabe señalar que el nombre de este nuevo espacio es un homenaje a Felipe Vallese, delegado gremial de la UOM en su fábrica y constructor de la primer Mesa Ejecutiva de JP en la Resistencia en los años 60, que fue secuestrado en 1962 con 22 años y es considerado el primer militante desaparecido del Movimiento Peronista. "Su lucha es un emblema que resume, no sólo nuestra identidad trabajadora, sino el compromiso por los Derechos Humanos y el trabajo militante de mantener la memoria activa", indicaron desde la organización a través de su facebook oficial.