El gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires avanza con nuevas flexibilizaciones en su territorio. Así las anunció esta mañana en jefe de Gobierno del distrito, Horacio Rodríguez Larreta, quien habló en conferencia de prensa y presentó una serie de medidas de liberación de actividades, mientras se avanza con el plan de vacunación contra el COVID19.

Se trata de un plan de aperturas graduales en la Ciudad, que constará de 6 etapas con las que el gobierno porteño busca retornar a la “normalidad”. La primera etapa que ya está en vigencia, que incumbe a la circulación, que va a dejar de estar condicionada en la Ciudad. En cuanto al transporte público, va a seguir siendo utilizado por el personal permitido hasta ahora, y se sumarán trabajadores de la construcción.


“Hoy los datos registrados nos muestran una mejora, con lo cual podemos transitar un camino gradual hacia la normalidad. El promedio de casos datos sigue bajando, de 1000 a 700 casos por día”, expresó Larreta, quien se mostró en público esta mañana para anunciar las medidas.

En esa misma línea, Larreta anunció que se abrirán 10 estaciones de subte que se sumarán a las que ya están funcionando. En los espacios libres las reuniones estarán permitidas sin restricción de personas, mientras que en los espacios cerrados seguirán permitidas reuniones de hasta 10 personas.

“Debemos evitar las reuniones familiares en lugares cerrados”, señaló Rodríguez Larreta. Uno de los puntos centrales fue el anuncio referente a los comercios, que podrán aumentar su capacidad al 50% de pesencialidad. A ellos se suman gimnasios, espacios cultura y templos, con el mismo porcentaje.

Ya en la Etapa 2, adelantó Larreta, en la circulación se sumarán los empleados de comercio. Los encuentros en domicilios serán de 20 personas. Los comercios aumentarán su capacidad al 80%, al igual que gimnasios, espacios de cultura y templos.