Tras el nuevo anuncio del presidente Alberto Fernández por el que suspendió las clases presenciales en el AMBA por otras tres semanas, Horacio Rodríguez Larreta aseguró la importancia del diálogo y el consenso con la Nación pero, de todas maneras, anunció que se mantendrá la presencialidad en las escuelas porteñas.

Desde la sede de gobierno de Parque Patricios, el jefe de gobierno porteño reconoció que la meseta de casos se mantiene "en un nivel muy alto" y que se registra un aumento preocupante en el nivel de ocupación de camas de terapia intensiva en la Capital Federal. Por ello, instrumentó otras medidas adicionales a las ya vigentes pero rechazó suspender las clases presenciales. 


"La educación siempre ha sido y es nuestra prioridad porque es la base de nuestro desarrollo como sociedad", expresó Larreta. "Por esta razón defendimos en las últimas semanas la necesidad de mantener la presencialidad, porque sabemos lo fundamental que es en la formación de los chicos y los datos confirman que la escuela, respetando todos los protocolos, no es un lugar de mayor contagio que otros", señaló.

Con esos argumentos y a la espera del fallo que de la Corte Suprema de la Nación sobre el amparo que presentó el gobierno porteño hace dos semanas, el mandatario resaltó "la convicción del carácter autónomo que tiene la Ciudad de Buenos Aires". Bajo esa premisa, decidió mantener la presencialidad en los jardines, primarias y secundarias de CABA, pero con distintas modalidades. 

"Los chicos y chicas de jardines maternales, educación inicial, primaria y educación especial van a seguir yendo a la escuela de manera presencial todos los días", detalló Larreta. En tanto, "los chicos de secundaria van a tener presencialidad en un formato bimodal: van a alternar entre clases virtuales y presenciales", añadió.

Por último, la educación para adultos pasa a un formato virtual, al igual que las escuelas terciarias y los Centros de Formación Profesional. 

De esta manera, el jefe de Gobierno desafía una vez más al presidente Alberto Fernández e insiste con mantener las clases presenciales, una de las consignas de Juntos por el Cambio, a pesar del alto nivel de contagios diarios y el aumento en la ocupación de camas de terapia intensiva que ronda el 86% en promedio.

Por otro lado, la Ciudad decidió aplicar nuevas restricciones además de las dispuestas por el Gobierno nacional y "reforzar los controles". Los comercios que no sean esenciales deberán atender de la puerta para fuera o al aire libre si tienen patio. Además, para evitar concentración en lugares cerrados y transporte público de definió restringir las actividades laborales de oficina de manera presencial, restringir las obras de construcción de más de 2500 metros cuadrados, fortalecer controles en transporte, y cerrar siete estaciones de subte y 19 accesos que comunican la Ciudad con la provincia de Buenos Aires entre las 20 horas y las 6 de la mañana