Después de las 18 horas, a medida que iban cerrando las mesas electorales de la provincia de Buenos Aires, surgían dudas respecto de dónde iban a estar los ahora candidatos a diputados nacionales de Juntos, Facundo Manes y Diego Santilli. Aunque que ambos hablaron de un búnker unificado, lo cierto es que hubo tres diferentes y en todos hubo festejos.

El búnker unificado en La Enramada, un salón en la localidad de Gonnet en La Plata, fue en realidad un espacio en el que los dirigentes de los distintos partidos que conforman Juntos recibieron a la prensa y se sacaron una foto para mostrar la unidad de la coalición, de cara a las elecciones de noviembre. Sin embargo, después de la foto, cada candidato se fue a esperar los resultados por su lado.

En La Enramada estuvieron los jefes de campaña de cada candidato, Manuel Terradez de Manes y Néstor Grindetti de Santilli. Además, estuvo el intendente de La Plata, Julio Garro; el candidato a diputado provincial, Fabián Perechodnik; y los titulares de cada uno de los partidos que integran la coalición a nivel provincial: Jorge Macri (PRO), Maximiliano Abad (UCR), Andrés Di Leo (Coalición Cívica) y Joaquín de La Torre (Peronismo Revolucionario).

Cuando habló cada uno de ellos, los resultados aún no estaban pero ya todos eran conscientes de que el ganador de la interna iba a ser el ex vicejefe de Gobierno porteño y así lo fue. Independientemente de ello, todos hicieron hincapié en lo mismo: la unidad del frente.


A pesar ello, la primera aparición de los candidatos fue por separado. Primero habló Diego Santilli y luego Facundo Manes. Luego, aparecieron juntos y acompañados por los principales dirigentes provinciales, además de Margarita Stolbizer y Graciela Ocaña. Allí, en ese búnker unificado que de búnker tuvo muy poco, ambos candidatos se felicitaron mutuamente, se saludaron, se sacaron una foto y se retiraron para el verdadero espacio en el que cada uno esperó los resultados.

Manes se trasladó al hotel Grand Brizzo, en el centro platense donde, a pesar de haber perdido la interna, aseguró haber realizado una “muy buena” elección y, a diferencia del discurso más moderado que mantuvo en La Enramada junto a su competidor, en esta oportunidad criticó la anterior “hegemonía del PRO”.

Durante la conferencia de prensa, el candidato por el radicalismo aseguró que en Cambiemos había “una dominancia del PRO, una falta de reciprocidad con otras fuerzas y creo que eso le hizo mal a la coalición y a la Argentina”. Por ello sostuvo que estas PASO permitieron ampliar el frente. “Nos votó gente que nunca votó a Cambiemos y gente que estaba defraudada con Cambiemos. Si no hubiésemos hecho estas paso, capaz nos hubiéramos quedado con un resultado mucho más pobre”, expresó arrojándose, en parte, el triunfo de Juntos en la Provincia.


“Estamos empezando a equilibrar la oposición”, indicó. “Queremos ser Canadá, no Venezuela o Santa Cruz, en el trazado grueso estamos de acuerdo pero tenemos nuestras diferencias, yo y todo el equipo que está acá, estamos para defender la identidad del espacio que representamos”, remarcó el neurocientífico en relación al vínculo que mantendrá con el PRO dentro de la colación.

En tanto, Santilli festejó con los propios en el salón de eventos Vonharv en Gonnet, donde se vivió una verdadera fiesta a partir de las 21 horas cuando comenzaron a conocerse los primeros resultados. Allí se había instalado un escenario con pantallas gigantes al aire libre donde se encontraba una gran cantidad de jóvenes militantes que se quedaron hasta pasadas las 12 de la noche.

A diferencia de Manes, Santilli sostuvo su discurso moderado de “unidad” y aseguró que a partir de mañana iba a seguir recorriendo la provincia de Buenos Aires junto al candidato por el radicalismo, “porque como dijo Facundo hace un rato, tenemos que seguir creciendo”.

Además, el ex vicejefe de Gobierno le agradeció a todos los dirigentes de Juntos que estaban presentes y le envió un saludo especial a su “hermano” Horacio Rodríguez Larreta. “Gracias a Mauricio (Macri) que también me acompañó, gracias Patricia (Bullrich) que estuviste en cada lugar, Miguel Pichetto, gracias a vos Lilita (Carrió)”, agregó frente a la militancia.


Luego de festejar la victoria de Juntos en la provincia y su triunfo en la interna, el candidato a diputado nacional brindó una conferencia de prensa pasadas la medianoche. Ya a esa hora, los protocolos, las distancias y los barbijos cubriendo boca y nariz parecían no existir. Incluso algún distraído que mirara la imagen podía pensar que la pandemia se había terminado. Sin embargo, frente a las cámaras, todos volvieron a ponerse los barbijos y a sentarse en sillas separadas unas de otras.

En conversación con los medios presentes, Santilli afirmó que “esta elección la ganamos juntos, ganamos en la sumatoria de lo que representamos nosotros y lo que representa Facundo, tenemos que ser conscientes de esto de aquí en adelante para estar más juntos que nunca”.

Lo cierto es que más allá de la retórica sobre la “unidad”, los festejos fueron por separado y las diferencias volvieron a evidenciarse. Con más del 95% de las mesas escrutadas en la provincia de Buenos Aires,  Juntos obtuvo alrededor de 3.139.000 votos; de los cuales casi 1.888.000 fueron para “Es Juntos”, la lista que encabezaba Santilli, y otros 1.250.000 aproximadamente para “Dar el Paso”, de Manes.

A partir de estos resultados en las PASO, queda claro que el PRO deberá enfrentarse e integrar a un radicalismo que busca disputar espacios de poder dentro de la coalición, luego de demostrar su capacidad electoral, y que la verdadera unidad todavía está pendiente.